Actualidad

Denunciarán a la novia para que deje de acosar al joven

Se escapó de su ex luego de que ella lo amenazó con un arma. Ocurrió en Guairá, el muchacho fue ubicado el miércoles.

Crístofer Alexander Fretes (26), oriundo de Mbocayaty, Guairá, sigue viviendo una pesadilla luego de que su expareja, Liz F., de 40 años, lo haya amenazado supuestamente con un arma de fuego para que no termine con la relación que tenían.

Desesperado, decidió rajar de la ciudad sin decir a nadie, su familia pensó lo peor porque sabían de la relación tóxica, pero el miércoles apareció. Estaba bien, solo que no piensa volver con su ex.

La prima del muchacho, Monserrat Fretes, contó que él había dejado la casa de su pareja, se fue a vivir otro lado en el mismo barrio y no sabe cómo, su ex logró tener el duplicado de la llave.

Ese jueves 22 de octubre, entró a la casa y le amenazó con un arma para que no la deje, incluso realizó algunos disparos. “Esto asustó a mi primo que agarró sus cosas y se fue a la casa de un amigo, que le ayudó a esconderse”, contó.

Después de 8 días de estar desaparecido, el joven Crístofer fue ubicado en Curuguaty, Canindeyú, por un guardia que se enteró de su desaparición por medio de las redes y dio aviso a la policía. “Ahora él volvió a Mbocayaty porque si se quedaba ahí, la señora le iba a encontrar y él tiene miedo que le haga algo”, sostuvo la prima.

Denuncia

Ahora van a cambiar todas las cerraduras de la casa donde se queda, para que no haya problemas y sobre todo, que la “tóxica” no intente ir a entrar de vuelta.

“Él está ahora con mis papás, en Guairá, y me comentó que están viendo para denunciar a la señora para ver si así deja tranquilo a mi primo. Nos contaron que ella ya lo estaba buscando y diciendo que iba a terminar con lo que empezó, definitivamente está loca”, manifestó la joven. La familia ya habla de acoso

¿Fingió estar embarazada?

El joven Crístofer contó a sus familiares que no sabe nada del supuesto embarazo de su ex y aseguró que podría tratarse de un invento por parte de la mujer para que él no se vaya de su lado.

“La mujer envió una carta a mi papá, pidiéndole manutención para el bebé, por eso pensamos que ella tenía que ver con su desaparición, afortunadamente mi primo está bien”, dijo Monse.

María Aranda, amiga de Crístofer, contó en su red social que Liz hacía regalos al muchacho y constantemente lo acosaba, incluso una vez intentó apuñalarlo, además usaba su chip y se hacía pasar por él, respondiendo mensajes a amigos y familiares.

.

Dejá tu comentario