Actualidad

Denuncia que por discriminación quemaron su casa

El propio primo estaría detrás del incendio, acusan.

Le llevó diez años construir una casita en el barrio San Josemi de Ayolas (Misiones) y solo bastaron unos minutos para perderlo todo.

Natalia Aguilera (34) se encontraba trabajando en la pesca en La Isla cuando recibió una llamada donde le contaban del siniestro.

“Llegué y encontré todo carbonizado. Los documentos de mis hijos, sus ropas, camas. Ni una cuchara me quedó”, contó desconsolada la mujer.

Pero, para ella, este suceso tiene nombre y apellido: Gilberto Carval, primo de su esposo Francisco Espínola. Cree que un cortocircuito no pudo ocurrir porque hace poco nomás arreglaron el cableado, además le dijeron que lo primero que explotó fue el motor de lancha que alquila a los pescadores, rubro con el que se gana el sustento diario.

Para ayudar a Natalia llamar al (0986) 185 538.

“Hace dos meses estuvimos compartiendo y le defendimos a la esposa de este señor, porque le golpeó. De ahí comenzó una pelea. Una vez vino a mi casa y disparó tres veces al aire. Dijo que quemar nuestra casa no era nada para él, que no tenía miedo”, lamentó.

Agregó que hizo la denuncia en la Fiscalía, pero nadie la tomó en serio. “Seguro porque soy pobre no me hacen caso”, expresó. Natalia contó que su marido incluso hace mucho no viene al lado paraguayo, desde Argentina, porque su primo le amenaza y por cualquier cosa, le quita en cara su nacionalidad.

“Desde antes no le quería luego porque es argentino. Y siempre le decía ‘moopio, nde kurepi’, y le preguntaba qué él hacía en Paraguay, que no tiene papeles y cosas así, encima son familia”, indicó.

Lo que necesitan son ropas para niños para 2, 8 años y para una niña de 12 años.

Temas

Dejá tu comentario