Actualidad

Deliverys: nuevo blanco de malevos en esta pandemia

Segundo caso de asalto en menos de una semana. "Les rogué por mi hijo que no me maten", contó una víctima

Al igual que a muchos, la pandemia obligó a Ronny Valdez a reinventarse laboralmente.

Con su esposa, el muchacho de 24 años inició un negocio gastronómico, donde para reducir gastos él mismo hacía las entregas vía delivery en Pedro Juan Caballero. Pero no pudo evitar ser víctima de la también nueva modalidad de ladrones, que aprovechan para perjudicar a los humildes trabajadores.

Casi calcado al robo registrado en el barrio San Blas de Mariano Roque Alonso el jueves pasado, Ronny cayó en la trampa de tres hermanos sumamente violentos y en aparente estado etílico.

El pedido a través de WhatsApp lo llevó hasta una vivienda ubicada entre las calles Capitán Quintana y José Santos Lugo de la fracción Santa Teresa.

“Es una zona donde generalmente los demás delivery no ingresan, pero como el número que me hizo el pedido era el mismo que una vez ya me había pedido luego, lo tomé”, relató Ronny.

Como recordaba bien el camino dejó su celular cargando casa, en minutos llegó al sitio y detuvo la marcha.

“Ahí salió un tipo y me increpó súper agresivo”, contó el joven. Añadió que el desconocido no era la misma persona que le había atendido la anterior vez, por lo que intentó consultarle si él había hecho el pedido.

“Yo no vi que tenía un cuchillo, sacó de su cintura y me puso por el cuello. Me metió a la casa, donde estaban sus hermanos tomando. Eran tres, todos me golpearon sin parar”, señaló.

El agresor era Aldo Ismael Coronel González, quien repetidamente le advertía en guaraní que lo mataría, mientras sus hermanos lo golpeaban sin piedad.

“Les rogué por mi hijo que no me maten. Les dije que se queden con todas mis cosas, pero que me dejen ir”, apuntó Ronny. Aldo ordenó a uno de sus hermanos que metiera la moto a la casa, momento aprovechado por Ronny para salir corriendo.

Así llegó hasta la Comisaría Tercera, donde pidió auxilio a los uniformados. Los policías se trasladaron junto con él hasta el lugar, donde procedieron a la detención de uno de los hermanos, mientras los otros dos lograron huir previamente.

Se fue con su hermano y salvó moto

La primera víctima fue Steven Rodríguez, quien había acompañado a su hermano a entregar dos pizzas al barrio San Blas, de Roque Alonso, cuando aparecieron dos personas que intentaron sacarles la moto. Una tensa lucha evitó que se lleven su biciclo e incluso atraparon a uno. Pero mientras esperaban que llegue la policía, una turba los liberó. “Nos vamos a ciegas a entregar”, lamentó Ronny sobre el episodio. Su moto fue recuperada por policías.

Estoquero cayó cuando fue de visita

En el momento de la intervención policial, dos de los hermanos sorpresivamente huyeron del lugar. En la vivienda fue detenido Rugilio Coronel González, mientras que su hermano Aldo Ismael fue detenido cuando fue a visitarlo en sede de la Comisaría Primera. Ambos detenidos ya están a disposición del fiscal de turno Pablo Zorrilla.

Dejá tu comentario