Extra

Actualidad

Decapitado salió a flote en río Aparay: le volaron la cabeza con potente arma

Se presume que tendría ya más de tres días de fallecido y que tras asesinarlo, lo arrojaron al agua.

El mediodía del domingo estaba a pleno y varios pescadores y residentes de la Villa Ygatimí aprovechaban el primer día de la semana para visitar el río Arapay, cuando en un momento dado un macabro hallazgo obligó a todos a salir del agua.

Un cuerpo decapitado y completamente descompuesto salió a flote. Rápidamente llegaron al lugar agentes de la subcomisaría de Ko'e Porá, quienes en compañía de bomberos voluntarios y agentes del Ministerio Público trabajaron hasta entrada la noche para rescatar el cadáver del agua, contó el fiscal Lucrecio Cabrera.

“El cuerpo estaba con mucho tiempo de descomposición, ni siquiera pudimos presumir a quién pertenecería porque era prácticamente hueso”, expresó el fiscal, explicando que según la inspección forense el cuerpo tenía más de 72 horas de fallecido.

“La causa de muerte fue diagnosticada como herida cráneo-encefálica por arma de fuego de potente calibre. Supongo que, por su experiencia, el forense tuvo indicios para determinar eso”, agregó.

El representante del Ministerio Público mencionó que se presume que el cuerpo llegó hasta allí arrastrado por las aguas, pues hasta el momento ninguna persona se acercó hasta la comisaría o la Fiscalía para reclamar el cuerpo; tampoco existe denuncia de desaparición de persona en la zona.

Lo enterraron

El cuerpo pertenece a un hombre de contextura física mediana, aparentemente paraguayo. “No tiene rasgos de ser indígena o brasileño”, dijo el fiscal. Vestía pantalón vaquero celeste y remera tipo polo color verde musgo. Además, llevaba botas negras en los pies.

El fiscal explicó que ante la falta de identificación y denuncias tuvieron que enterrar el cuerpo al costado del río, a fin de preservar el cadáver. “Por si tengamos que sacar de nuevo, porque una identificación podría darse solo si es que tenemos un ADN para comparar”, dijo.

Dejá tu comentario