Extra

Actualidad

De vender ka'i ladrillo a jefa de comisaría en Concepción

Trabajó de sol a sol, hasta con su bebé en brazos, para superarse.

De chica recorría las calles vendiendo ka'i ladrillo con su mamá. Su vida giró tanto, que se convirtió en la responsable de la seguridad de los concepcioneros.

Sonia Fleitas fue designada como la nueva jefa de la Comisaría 1ª del barrio Itacurubí.

La uniformada admitió que cuando dijo a sus padres que quería ser policía no le tuvieron confianza. “Soy la pahague (la hija menor), era la mimada, flaquita y debilucha. Me esforcé para demostrarles a todos que yo sí podía”, dijo.

Fleitas egresó de la Academia de Policía en 2010. Sirvió en varias comisarías del área metropolitana de Asunción. Trabajó en Asuntos Internos y hasta en la Agrupación Especializada.

Ahora tendrá a su cargo a 10 agentes varones y pronto se sumarán dos mujeres.

Dificultades

Sonia también enfrentó todo tipo de obstáculos, la distancia fue uno de ellos. Su familia es oriunda de Belén. Cuando hizo servicios en Asunción, su mamá enfermó y ella no pudo acompañarla en los momentos más difíciles. Consiguió su traslado a Concepción y, dos días después, la señora falleció. Pasaron solo tres meses de la tremenda pérdida.

“Ella es mi ángel guardián, todos mis logros son por y para ella, quien fue mi ejemplo de mujer sacrificada y luchadora”, señaló la oficial primero.

oficial sonia Fleitas con su mamá.jpg

Fleitas, además de ser una mujer de armas tomar, es mamá. Su hijo, Lucas David, tiene 7 meses.

“Llevaba a mi bebé al trabajo, siempre estaba al lado de mi escritorio o en mi brazo. Si surgía alguna novedad y tenía que salir, los oficiales de guardia lo cuidaban. Ahora ya se queda en casa con su abuelo”, contó la jefa policial.

La uniformada tiene el apoyo de los concepcioneros. “La gente me felicita y me da fuerzas para este desafío. No será sencillo, pero soy una mujer todo terreno y con ayuda de Dios voy a lograrlo”, expresó.

Dejá tu comentario