Actualidad

De rodillas, le pidió la mano frente al Cristo Redentor

No solo nació una brasiguaya en Camboriú, en Río, oky el amor.

“Vamos a juntarnos todos en la punta del Cristo porque alguien va a pedir matrimonio ahí”, anunció Fernanda, la guía turística que comandaba la miniván en que Dulce Domínguez y José Cote Bazán, iban hacia el Cristo Redentor de Río de Janeiro.

La pareja paraguaya planeó sus vacaciones en la “ciudad maravillosa” por meses para que todo salga perfecto, pero Cote tenía una sorpresa preparada para ella.

“Yo como siempre en mi burbuja no escuche luego. ‘¿Matrimonio? No serás vos, no serás vos’, preguntaban todos. Y yo ni ahí que me tomé por aludida, es más pensé que estaban hablando al pedo. Yo quería llegar nomás ya al Cristo para sacarme fotos”, contó Dulce a EXTRA.

Cuando por fin llegaron a lo más alto, las cámaras enfocaron directo hacia ellos y al darse vuelta vio a su novio arrodillado y con un cartel de corazón en la mano que decía: “Dulce, querés casarte conmigo”. Ella no podía creerlo.

“Hasta ahora sigo sin asimilar”, contó la chica, asegurando que él es luego súper detallista pero que no lo esperaba en lo absoluto.

“Fue muy romántico de su parte, empecé a temblar y por supuesto llorar. Incluso pensé que era una broma como él es tan bromista”, continuó.

Ella, por supuesto, dijo que sí. “Gracias a Dios y a la Virgen su respuesta fue SÍ”, escribió Cote en su estado de WhatsApp.

Compañeros de facu

Cote y Dulce son licenciados en Ciencias de la Comunicación. Él labura en un medio televisivo y ella hace comunicación institucional. Desde hace once años se conocen, siendo compañeros de facultad, y hace 8 años están juntos.

La pareja fue grabada y felicitada por los otros turistas que estuvieron bajo los pies de uno de los sitios más visitados en Río de Janeiro.

Los paraguayos están marcando presencia en las playas de rapailandia. El primer caso fue el de una joven que con siete meses de embarazo y vacacionando con la familia, se le adelantó el “barco” y le tuvo a Nazarena, una hermosa beba, en el hospital de Camboriú, y ahora, una pareja comprometida.

¿Por qué eligió ese lugar?

Dulce contó a EXTRA que su hoy prometido le contó los pormenores del plan luego de escuchar el sí.

“Solo sabían su mamá su papá y su hermana menor, Mila”, expresó.

Dijo que él decidió hacer el pedido en el Cristo como es un lugar fuera de lo común y por ser una ciudad católica, además de la representación que tiene el Cristo para la religión.

Añadió que su familia lo quiere mucho a Cote y que están súper emocionados por el compromiso.

Dejá tu comentario