Extra

Actualidad

De milagro se recupera el joven apuñalado en la cabeza

Tras una operación de más de 12 horas, ya habla y se alimenta. Fue atacado el fin de semana en una fiesta en San Pedro Poty.

Podría decirse que Cristian Marecos tiene un “santo aparte”, ya que sobrevivió a una puñalada en la cabeza y a una cirugía de más de 12 horas para salvarle la vida. Ayer hasta comió un sándwich y habló con su mamá y su hermana. Liz Maribel Marecos contó que el sábado invitaron a su hermano Cristian, de 19 años, a una fiesta bailable en la casa de una señora llamada Daniela García, en la compañía San Pedro Poty, del distrito de San Pedro.

En horas de la madrugada ocurrió una pelea en la que él quiso intervenir y recibió la puñalada de hacia atrás, según le explicó una de las amigas que estaba en el lugar. Se desconocen los motivos de la gresca, pero los que acompañaban a Cristian sindicaron como autores de la grave agresión a los hermanos Agustín y Mauricio Peralta y una persona más, que probablemente no eran conocidos del muchacho, según la allegada.

Odisea

Cristian, que estuvo consciente en todo momento, pidió a su amiga que le saque el cuchillo de la cabeza, pero afortunadamente ella decidió no tocarlo. Los amigos lo llevaron a la comisaría para hacer la denuncia y pidieron a los policías que lo trasladen al hospital de San Pedro del Ycuamandyjú.

Es un milagro del Señor, hubo una cadena de oración por él, que es muy querido

Los agentes respondieron que la patrullera no estaba en buenas condiciones. Allí estuvieron dos horas esperando ayuda, hasta que ellos mismos alzaron al joven en una moto y fueron hasta el hospital.De allí lo derivaron al Hospital de Trauma, en Asunción, donde llegó el domingo en horas de la mañana.

El médico le avisó a Cristina Marecos, la mamá, que iba a ser una cirugía muy complicada y que solo con autorización de ella lo iban a tocar. “Yo le dije ‘ya nomás’ y firmé todos los papeles”, contó doña Cristina. La operación fue todo un éxito, ya que lograron sacarle el puñal y el joven ya está estable.

El lunes dijo “hola” a su mamá y su hermana, y ayer tomó el desayuno. Cristian y su familia son de Antequera, pero él se fue a trabajar hace un mes a San Pedro Poty como ayudante en una plantación de maíz.

Delicada cirugía fue exitosa

La cirugía estuvo a cargo de neurocirujanos del Hospital del Trauma. Según los datos, dirigió la operación el doctor Juan Jara. En un procedimiento médico pocas veces visto, los especialistas trabajaron durante 12 horas y media para extraerle el puñal, cuya hoja estaba completamente incrustada en el cráneo del joven de 19 años.

Dejá tu comentario