Actualidad

Dahyana, la mecánica y gomera valé de Luque

Muchos la felicitan por ser guapa, mbarete y laburadora.

Para Dahyana Candia no existen barreras. Con un barretín y un martillo, ella logra desarmar una rueda y parcharla a la perfección.

A los 14 años descubrió su pasión por los motores, y con su trabajo; pesado pero satisfactorio, demostró al rollo que puede arreglar motos, autos y hasta camiones pesados.

Hoy, a los 21, ha demostrado firmeza y perseverancia, incluso ante la negativa de su padre, que en un principio le dijo que la mecánica era un trabajo solo para hombres. Sin embargo, este ya es su segundo año como estudiante de Mecánica Automotriz en una universidad privada.

“A mi papá no le gustaba que trabaje en el taller, cuando comencé en este rubro me dijo que el paraguayo es muy machista. Después le llegué a convencer y ahora trabajo con él”, señaló a EXTRA la muchacha oriunda de Isla Bogado, Luque.

Dahyana contó que se levanta muy temprano para meterle duro al laburo diario en el taller. “Esta es una empresa familiar y todos colaboramos para poder sacar adelante el negocio”, reveló. La joven mencionó que es la única nena de la familia y que sus dos hermanos se dedican a otros rubros.

Cuando la señorita empezó en el mundo de la mecánica, “al toque” perfeccionó su técnica y supo ganarse la confianza de sus clientes.

Muchos, inclusive, no creen que ella es mecánica y gomera. “Un señor se fue al taller y preguntó por el gomero. Le dije que le atendería, me miró y me dijo: ¿vos me vas a atender? Prefiero ir a otro lugar”, recordó entre risas.

Sin embargo, días después aquel mismo cliente regresó al taller y se disculpó con la chica.

Dahyana dice sentirse muy querida por los clientes que van al taller y la felicitan por ser una persona guapa, mbarete y trabajadora.

Dejá tu comentario