Actualidad

Cultivo de cannabis: así es el reglamento para plantar

Muralla de 3 metros y varios permisos son algunas disposiciones, para uso medicinal y para uso industrial.

Actualmente existen una ley y un decreto para la importación de semillas de cannabis, una para el uso medicinal y otro conocido como cáñamo industrial, sin acción psicoactiva. (no te hacen “volar”).

No es marihuana. Existen dos componentes muy importantes que tiene esta planta: CBD y THC. La primera es la que está científicamente comprobada que ayuda a las enfermedades como epilepsia refractaria. La segunda tiene el efecto alucinógeno o puede crear dependencia, de este tipo abundan en las plantaciones ilegales, por eso, necesariamente las semillas que tengan que utilizarse para medicina o cáñamo, deben traerse de otros países.

En diciembre la Senad concedió registro de producción, elaboración y comercialización a 12 laboratorios. Estas serán las encargadas de elaborar y vender el aceite medicinal, por ejemplo.

Fernando Krug, de la Senad, explicó que mientras se aguarda la autorización para plantar, las empresas deben cumplir con algunas obligaciones.

No es así, así nomás

Las que ganaron las licencias deben:

1. Pedir licencia a Vigilancia Sanitaria, para que la Senad los inscriba.

2. Cada uno presentará un plan de producción, para qué fines, los métodos que van a usar, desde el momento de recibir la semilla o plantines.

3. Cada laboratorio presentará unas copias de la ubicación de sus terrenos o fincas donde se va a producir. Se indicará la superficie y cantidad de plantas a ser cultivada, si será en invernadero o a cielo abierto. Estimación de zafra, hasta la cantidad estimativa de residuos finales o restos.

4. Seguridad: solo se plantará en el departamento Central. Pero se debe tener doble cercado (muralla, rejas o tejido reforzados) de no menos de tres metros de altura y cinco metros de distancia entre cerco interno y externo. El cercado de afuera debe tener alambre de púas, con máximo de 15 centímetros entre cada hilo y sostenido con poste de hormigón y/o hierro. Para el cercado interno, debe usar tejidos reforzados de rombos. Si las circunstancias lo exigen, puede ir vallado electrificado. Si se encuentra en zona urbana, tiene que ser muralla sí o sí, con alambre en la parte superior.

5. Puestos de seguridad: tiene, mínimo dos puestos de guardia o casetas si pasa 5.000 metros cuadrados. Pueden custodiar el mismo personal de la empresa, pero deben estar capacitados, con entrenamientos especializados. Pueden usar cámaras de circuito cerrado (las copias se deben guardar por dos años), bastones de control (cachiporras), arma de fuego, radios, altavoces. Estos se encargarán de controlar la entrada y salida de personas autorizadas. No habrá turnos de más de 12 horas cada personal.

6. Transporte: si el producto se va a mover, se debe avisar a la Senad cinco días antes. Los vehículos pueden ser de tipo furgón o tracto-camión con contenedores. Cada transporte tiene que tener un sistema de alerta o botón de pánico.

7. Recursos Humanos: los empleados de la empresa deben ser sometidos y superar exámenes médicos, toxicológico y psicotécnico (además de contar con antecedente policial y judicial limpio.

Doce permisos a laboratorios

Tienen licencia: Annabelle S.A., Comfar SAECA., Consorcio CannaPar, Consorcio Green Flower. Eso, además de Convergencia S.A., Dutriec S.A., Consorcio Fusquim S.A., Improlabs. Grupo AFA S.A. También lograron los permisos: Laboratorio AS Farm S.A., Pharma Industries S.A., Swiss Pharma Group S.A. Tavira S.A.

Sobre el cáñamo industrial

Producción e industrialización controlada del cannabis no psicoactivo (cáñamo) requiere obligatoriamente de una autorización del MAG, en coordinación con la Senad y el MIC y otros organismos. La ley establece un máximo de dos hectáreas por familia. Entre las posibilidades de industrialización, se pueden producir harina y aceite para cosméticos, aunque también puede ser aprovechada para la fabricación de ropa, ladrillo, entre otras cosas.

Dejá tu comentario