Actualidad

Cuánto cuesta superar la adicción a las drogas y dónde acudir

El Ministerio de Salud y la Senad dan atención gratuita. La oferta estatal es gratuita, pero en centros privados cuesta millones.

Salirse de las drogas una vez que hay adicción es muy complicado. Hay tratamientos ambulatorios y con internación. En este último caso, dependiendo de la institución a donde uno vaya, recuperarse puede costar un ojo de la cara.

Dos, seis, ocho y hasta diez millones de guaraníes mensuales sale el tratamiento en algunos de los centros de rehabilitación privados, indicó Rosa Saldívar, directora de Reducción de la Demanda de la Senad (Secretaría Nacional Antidrogas).

Esta entidad pública tiene un local en Piribebuy donde todo es gratuito, pero es solo para varones de entre 18 y 25 años que deben seguir nueve meses de tratamiento. Ahí atiende un equipo de psicólogos, terapeutas de drogodependencia, enfermeros y trabajadores sociales.

Ahora están haciendo adecuaciones edilicias y de personal, y se estima que en un mes esté en pleno funcionamiento.

Condiciones

Para poder entrar ahí, el joven debe pasar necesariamente por el Centro Nacional de Control de Adicciones del Ministerio de Salud. Ahí, los profesionales dirán si hace falta internarse o no.

Antes de pasar al centro en Piribebuy, uno tiene que realizar el proceso de desintoxicación, que dura entre 22 y 30 días.

El único requisito es que la persona no tenga algún trastorno mental, porque si es así necesita atención especializada, aclaró Saldívar.

Qué se hace ahí

Durante los primeros tres meses se trabaja la adaptación, la parte conductual, afectiva, emocional. En ese tiempo, el paciente no tiene contacto con sus familiares.

“Se realiza laborterapia de acuerdo a la capacidad y a las actividades que se designan”, explicó la funcionaria de la Senad. Luego se siguen las terapias con los distintos profesionales.

También hay una etapa de “integración social”. Es cuando el joven tiene la posibilidad de adquirir conocimientos en oficios o como para que pueda continuar sus estudios después. “Lo que se busca es una reinserción laboral, social y educativa”, indicó Saldívar.

Registro único

El Ministerio de Salud y la Senad hablan de crear un registro único de los pacientes.

Así, si la persona llega a una institución, se puede ver si ya siguió antes un tratamiento, en dónde, por cuánto tiempo, etc., para saber cómo abordar cada caso.

Línea gratuita 172

Habilitada por la SENAD para quienes necesiten ayuda en casos de adicción. El año pasado hubo 1.700 llamadas.

Para 15 personas

El local en Piribebuy se está poniendo a punto para recibir a 15 varones de 18 a 25 años de edad. La única manera de ingresar es por medio del Centro Nacional de Control de Adicciones.

El proceso dura 9 meses

Los primeros tres meses son para adaptarse. Durante toda la internación el paciente tiene consultas psicológicas con terapeutas, practica deportes y puede formarse en oficios.

Cuánto puede costar un privado

Entre G. 2.500.000 y G. 10.000.000 puede costar la mensualidad en los centros privados. Algunos que pertenecen a iglesias hacen trabajar a los internos en lugar de cobrarles dinero.

Decenas de centros en el país

Aproximadamente 25 son los centros de rehabilitación en el país. Saldívar advierte que algunos se enfocan más en lo espiritual “dejando de lado la parte médico-científica”.

Crack y marihuana, más comunes

Estas dos drogas ilegales, junto con la cocaína, son las que más problemas conllevan porque la adicción es más fuerte, según los datos de la Senad. “Si bien el alcohol genera también adicción, es tratado de una manera diferente”, dijo Rosa Saldívar. Por ejemplo, hay grupos de autoayuda. Un estudio reveló que, en los colegios públicos, 7 de cada 10 adolescentes consumió alguna vez marihuana, y que 3 de cada 10 llegó a probar cocaína.

El Estado no tiene un albergue para mujeres

El centro de rehabilitación de la Senad es solo para hombres, no existe uno donde las mujeres puedan internarse para seguir el tratamiento.“Estamos viendo desde la Senad que a mediano plazo podamos tener un lugar destinado para ellas”, dijo Rosa Saldívar.

Añadió que es un tema mucho más complejo, porque a veces están embarazadas o tienen hijos, y desvincularles de la familia es mucho más doloroso, pero sí necesitan ir a un centro.

“Cuando el paciente es un varón, toda la familia le acompaña y cuando es una mujer, ella se siente sola, como que se le resta importancia”, expresó la funcionaria.

Niños con adicción

El Centro Nacional de Adicciones atiende también a niños. Los menores tienen incluso 8 años. En promedio, un joven a los 15 años ya prueba algún tipo de droga, incluido alcohol, según datos

Dejá tu comentario