Actualidad

"Cuando entró a terapia nos llamó a cada uno de sus hijos"

Última vez que guardiacárcel vio a su familia fue en el día del padre.

“Mi papá amaba la camiseta del Ministerio como nadie. Y mirá cómo le pagaron”, dijo bastante afectado Fredy González, hijo de Antonio González Lugo, el guardiacárcel de Ciudad del Este fallecido por coronavirus el sábado.

Él es uno de los ocho hijos que le sobreviven a Antonio, además de su esposa. El hombre de 57 años falleció tras cuatro días de estancia en terapia intensiva y más de una semana internado.

“Cuando iba a entrar en terapia, nos llamó a toditos, a cada uno de sus hijos y a mi mamá. Nos dijo que iban a meterle a terapia para que le mediquen bien”, recordó.

Contó que su padre estaba muy animado, incluso llegó a pedirles que no se preocupen. “Desde su propio número él nos llamó”, continuó.

Durante los sucesivos días, el hombre fue complicándose, pero Fredy y su familia poco o nada sabían sobre su estado real.

20200713-008 material A,ph02_23586_21041773.jpg
El guardiacárcel tuvo que ser enterrado en un cementerio privado.
El guardiacárcel tuvo que ser enterrado en un cementerio privado.

El joven contó que si bien el seguro médico del Ministerio de Justicia proveyó medicamentos para el tratamiento, ellos empezaron a prepararse para cualquier eventualidad.

“Ya tenía algunas cosas para vender o empeñar, su auto y hasta la casa con tal de salvarle. Esperábamos el llamado para algún medicamento de nuevo y ahí nos llamaron para pedirnos que nos presentemos. Nos dijeron que ya murió de un paro cardiaco”, relató.

La llamada de las 10:00 de la mañana de este día cambió todo. “El Día del Padre fue el último día que pasamos con él. Ese lunes siguiente se fue y ya no volvió más. El martes le hicieron el hisopado y el jueves salió positivo”, recordó.

Más casos

La ministra de Justicia Cecilia Pérez contó a EXTRA que están viendo para cubrir los gastos del sepelio, debido a que el cuerpo tuvo que ser enterrado en un cementerio privado, al ser rechazado en una serie de lugares municipales.

Sobre custodios contagiados que cumplen labores en prisión, dijo que son asintomáticos.

Contó que, de los 134 guardiacárceles, 69 se contagiaron en el primer grupo de positivos pero que actualmente hasta los que fueron de refuerzo también se contagiaron. Entre ellos, existen 6 casos nuevos.

Más de 9 millones

De guaraníes costó el rechazo de los cementerios municipales, para la familia del fallecido.

Cuatro de ellos recorrieron para poder enterrar al hombre, pero finalmente el féretro fue llevado a un camposanto privado, donde fue enterrada la víctima. Los familiares entregaron G. 1.700.000 y quedaron debiendo más de 7 millones, dijo Fredy.

La Ministra Pérez mencionó que no pudieron viajar a CDE debido a que es uno de los focos de contagio más grandes y, por recomendación del Ministerio de Salud, no van.

“No podemos ir todo el tiempo porque tenemos que entrar en cuarentena. Cuando fue el viceministro, tuvo que entrar en cuarentena cuando regresó”, alegó.

Dijo que la corona de flores fue una forma de acompañar al fallecido y su familia. “No enviamos por enviar”, aclaró.

Dejá tu comentario