Actualidad

Crece el interés en la cremación por el COVID

Hay varios papeleos que hay que llenar antes, indican.

“El hecho de conservar las cenizas en urnas o bajo tierra permite que la familia mantenga el sentimiento de la conmemoración”, dice una llamativa publicidad de la empresa de sepelios Futuro sobre el servicio de cremación.

Desde las últimas semanas, la clientela interesada en asociarse está aumentando luego de los anuncios, así lo confirmó el gerente de Marketing de la compañía, Alan Acosta.

“Por el tema del COVID-19, realmente estamos teniendo muchas consultas, pese a que tenemos el servicio hace más de un año. Muchos quieren evitar las profanaciones también. Lastimosamente en nuestro país todavía buscan los huesos para vender”, explicó el funcionario.

Embed

¿Cómo es?

Acosta comentó que existen varios protocolos que se deben cumplir a la hora de contratar el servicio. Ponen a disposición un equipo jurídico, se encargan de realizar los papeleos donde se explica, entre otras cosas, que luego ya no se pueden hacer autopsias y cosas así.

Por la costumbre paraguaya, muchos de los contratos se deben "reafirmar", pese a que el solicitante dio su "ok". "Se cumple si los familiares están de acuerdo. Es como un testamento", dijo.

G. 9.000.000 la cremación: Al servicio también se puede acceder de urgencia. La cremación se realiza en Luque desde hace un año. El proceso se realiza en una máquina especial y dura un par de horas.

La Iglesia Católica permite la cremación hace varios años, pero recomienda que las cenizas se guarden en lugares sagrados, como el cementerio o bajo tierra. En este caso, también ofrecen el espacio, pero también tiene otro costo. Las urnas son biodegradables. También hay algunas con diseños más personalizados.

“También hay familias que prefieren llevárselos a casa, eso depende de cada cultura o religión. Los orientales son más de esos ritos”, declaró el entrevistado.

¿Cuánto cuesta?

La empresa de sepelios ofrece este servicio de forma prepaga, con cuotas desde G. 50.000, pero dependiendo de la edad el aporte que se debe hacer. Por ejemplo de 0 a 44 años, son necesarios seis cuotas para acceder al servicio. O sea, G. 300.000 y luego abona lo que resta del costo. Si la persona tiene más de 86 años, piden 36 meses de aporte para cubrir el 100% del costo total.

“Desde la primera cuota le otorgamos el 50% de cobertura del Servicio de Cremación, en caso de necesidad de hacer uso del mismo antes de la vigencia requerida”, indicó.

Dejá tu comentario