Actualidad

Coronavirus: hay duro protocolo por muerte

No habrá velorio, porque el entierro debe ser enseguida.

Paraguay registra 6 enfermos confirmados de coronavirus, informó ayer el Ministerio de Salud. Los casos sospechosos son 125 y aún no se registran fallecidos a causa del mal en nuestro país.

Si por desgracia ocurriera un deceso, la Dirección de Medicina Legal del Ministerio Público cuenta con un protocolo de procedimientos para el tratamiento del cuerpo, informó el titular de esta dependencia, el doctor Pablo Lemir.

Cuando la muerte se produzca en un hospital, todos los elementos con los que tuvo contacto el paciente deben ser lavados con lavandina y agua, y colocados en una bolsa esterilizada, que a su vez irá dentro de otro envoltorio similar, para ser colocados en el ataúd, junto con el cadáver, también previamente desinfectado, según explicó el médico forense en comunicación con EXTRA.

En caso de que el fallecimiento sea en una casa o cualquier otra residencia particular, se aplicará el mismo procedimiento, añadió.

Señaló que no se podrán realizar velorios, porque el sepelio, sea entierro o incineración, debe realizarse lo más inmediatamente posible.

Con esta medida se podrá evitar que haya aglomeración de personas en el domicilio donde estaría el difunto, apuntó.

Mencionó que todos las personas que pudieran haber tenido contacto con el enfermo, familiares y otros allegados, deberán ser inspeccionados y cumplir la cuarentena de dos semanas, luego del deceso, para comprobar si fueron contagiados o no con el virus.

Suspenden vuelos desde Europa

El aeropuerto Silvio Pettirossi cerrará su pista a los vuelos procedentes de países europeos, desde esta medianoche y durante la vigencia de la cuarenta, como una medida preventiva contra la propagación del coronavirus, según informó ayer la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil.

Igualmente, en las zonas fronterizas se están aplicando controles de temperaturas corporales de las personas que ingresan al país, a fin de detectar posibles cuadros febriles, que puedan indicar la presencia del mal.

Si aparecen casos sospechosos, se procederá a someter a una cuarentena de dos semanas a la persona afectada, a fin de controlar si está o no contagiada.

Dejá tu comentario