Extra

Actualidad

Conocé los cinco lugares donde el miedo te acecha

Para valientes que quieran comprobar las historias que se cuentan. El 31 de octubre se celebra Halloween, también en Paraguay.

Sentir una mano fría en el hombro hizo que la piel de Ariel Garcete se erizara durante una visita a una quinta en Quiindy, Paraguarí. El joven fue invitado por un amigo para pasar un fin de semana. En la primera noche lo único que quería era abandonar el lugar.

Antes de acostarse, Ariel se paseó por el pasillo de la casa, pero al escuchar un silbido fino entró a su pieza para dormir. En eso sintió que alguien se sentó a su lado y luego la mano fría en el hombro, ahí giró pero no vio nada. Al día siguiente contó lo sucedido y le dijeron que ahí había muerto el antiguo dueño.

A días de festejar la Noche de Brujas o Halloween, que últimamente es muy celebrado en nuestro país, recordamos algunos lugares que encierran historias de suspenso y de terror que, de algún modo, sean ciertas o no, pueden erizarnos la piel.

Mansión Terranova:

Esta edificación, ubicada en el barrio Isla Zárate de Luque, encierra cierto misterios según vecinos y transeúntes. “A la noche si pasás solo por el lugar, sí o sí escuchás gritos, ruidos y pareciera que alguien te sigue”, señaló Marcial Bareiro, poblador de la zona. La casa perteneció a Alfredo Stroessner y supuestamente en el sótano torturaban a la gente en época de la dictadura.

casas

Ex Hospital de Clínicas:

Según contaban familiares de los pacientes, recorrer el pasillo del hospital es muy tenebroso, especialmente por las noches, cuando se sienten movimientos. Incluso algunos dicen que vieron fantasmas en el lugar. Se cree que son almas en pena, ya que cientos de personas murieron ahí.

casas

Vapor Cué:

Por las noches, los pescadores que van por el río Yhaguy aseguran que oyen voces y gritos en el Parque Nacional Vapor Cué. Afirman que se trata de los marinos que, en la época de la Guerra contra la Triple Alianza, se inmolaron en los buques, varados en la zona.

casas

Castillo de Micaela Yahari:

Se trata de una conocida payesera de Yaguarón. En el día de su muerte, el sacerdote no dejó que su cuerpo entrara a la iglesia. Desde entonces, su alma en pena recorre la ciudad. Supuestamente el cajón debió ser arrastrado por una carreta ya que ni 10 hombres pudieron alzarlo. Algunos aseguran ver su cabeza flota alrededor del templo de San Buenaventura en días de luna llena.

casas

Ita Koty:

Unos amigos que decidieron ir a acampar en el lugar turístico Itá Koty de Cordillera vivieron una experiencia inolvidable. Dos de los 10 que estaban en el lugar colocaron su hamaca para dormir pero, pasada la medianoche, escucharon algo como si alguien estuviera tirando piedras cerca de ellos, pero al mirar no había nada. Al día siguiente uno de los guardias del lugar les preguntó si no escucharon nada raro, le contaron lo sucedido y él dijo que es normal. Desde esa vez nunca más acamparon allí.

casas

Dejá tu comentario