Actualidad

Conmovedora historia de la hija que perdonó a sus padres

Hace dos años inició la búsqueda y en octubre se reencontraron. Fue abandonada en Cateura, pero no guarda rencor y hasta tiene un mellizo.

Con apenas cinco años, Belén María del Mar Caballero (21) se enteró de que sus padres biológicos la habían abandonado en un basural de Cateura cuando tenía dos meses de nacida.

Su infancia fue algo difícil y el resentimiento hacia su madre iba creciendo luego de que sus vecinitos comenzaran a hacerle bullying.

“Ellos me decían ‘tu mamá no te quiso, por eso te tiró, vos viniste de la basura’, eran palabras muy hirientes para mí, porque pensaba que eran ciertas. Esto siguió hasta que tuve 16 años, todos sabían que eso era mi punto débil y me lo repetían, pero mi papá (adoptivo) siempre me habló del perdón y con el tiempo entendí que Dios tiene algo planeado; que si Él perdonó mis pecados quién soy yo para no perdonar”, manifestó la joven que vive en San Lorenzo.

Embed

El 31 de octubre, tuve el privilegio de conocer a mis padres biológicos, hermanos.Voy comprendiendo que el PROPÓSITO...

Publicada por María Del Mar Caballero Benítez en Jueves, 5 de noviembre de 2020

Belén fue encontrada en marzo de 1999 en medio de basuras en Cateura, con el brazo fracturado, el oído agusanado, con quemaduras de cigarrillo en la piel y un severo cuadro de desnutrición. El periodista Sever del Puerto, quien fue a cubrir la noticia del hallazgo, la llevó hasta el hospital y desde entonces la cuidó como a una hija.

La verdad

“Recuerdo que a los 5 años ya sabía leer y mi papá me dejaba recortes de diarios con la noticia de lo que había ocurrido conmigo, yo no entendía bien y un domingo se sentó junto a mí y me contó toda la verdad”, mencionó.

Desde entonces tuvo curiosidad por saber quiénes eran sus verdaderos padres, pero recién a los 19 años comenzó a buscar a su mamá, a escondidas de su familia adoptiva y sintió que ya había perdonado, pero a la vez sentía que no, por lo que no se animaba a ir junto a su madre biológica.

Dos años después se animó y el pasado 31 de octubre agarró coraje y fue sola hasta Cateura y conoció a su mamá y a sus siete hermanos. Hace poco, Belén se enteró que tiene un hermano mellizo y quedó sorprendida.

Nada del pasado

La joven dijo que no fue al lugar para abrir heridas, sino para curar y perdonar, por lo que no preguntó a su mamá del porqué la abandonó. “Pienso que eso ya no va a cambiar mi presente ni mi futuro, por lo que es irrelevante saber. Lo importante es el perdón”, alegó. Ese día también conoció a su padre biológico, aunque no estaba en sus planes.

Por otra parte, manifestó que esto fue obra de Dios.

Boda será en diciembre

La joven se casará este 26 de diciembre con su novio Josías Romero y luego irá a vivir al Chaco para ayudar a los niños y también a criaturas de Cateura.

Dejá tu comentario