Actualidad

Conflicto por camposanto: "No vamos a permitir ni un entierro más"

Pobladores de Yasy Kañy (Canindeyú) están hartos del "mal olor" de cementerio.

Miembros de al menos seis familias quemaron cubiertas en la entrada a un cementerio, con el objetivo de no permitir ni un entierro más en el sitio, porque aseguran que ya no aguantan el mal olor.

“Hace tres años que vivimos esta pesadilla, no podemos comer, ni salir afuera a sentarnos porque el olor es inaguantable”, señaló Silvia Benítez, una de las pobladoras el barrio San Luis, de Yasy Cañy (Canindeyú) que incluso alambró la entrada al camposanto.

Según explicó, ya pidieron socorro a la municipalidad, pero allí les dijeron que el cementerio es privado, por lo que les sugirieron ir a la policía. “Allí nos dijeron que debemos ir a la Fiscalía de Curuguaty, y ahí nuevamente nos enviaron a la fiscalía de medio ambiente de Ciudad del Este, donde quedó estancado nuestro caso. Mientras, nosotros debemos aguantar penurias acá, por eso no vamos a permitir más ni un entierro en este lugar”, señaló.

Edgar Villalba es supuestamente el dueño del terreno y vende las parcelas a familiares de los difuntos. En varias ocasiones, los afectados intentaron hablar con él, pero supuestamente se esconde de ellos.

Drama

La solución que plantean es que el dueño mande poner murallas y ordene enterrar en la parte trasera del camposanto. “Ahí hay suficiente lugar, no sé por qué se empeña en enterrar hacia el frente, a dos metros de mi terreno levantaron un panteón, eso ya es el colmo”, dijo disgustada la doña, que desde hace cinco años vive en el sitio. “La gente nos dice que por maldad nos quejamos, pero les invito a que vengan un día a estar en mi patio y van a saber lo que vivimos diariamente. No es que un día nomás es el olor, sino que dura más de una semana. El año antepasado hasta siete entierros por día había y muchos panteones no se construyeron bien y el olor era desesperante”, aseguró Benítez.

Pide a las autoridades verificar el sitio para que tengan idea de lo que están pasando los vecinos y poner orden, ya que el propietario no quiere hablar con ellos, para llegar a un acuerdo.

Dejá tu comentario