COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6770
G 6870
PESO AR
G 30
G 40
REAL
G 1290
G 1360
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7400
G 7900
YEN
G 40
G 65
clima
13.9º C

Actualidad

Conductora salvó a un trabajador que iba a ser asaltado

Lo alzó en su auto y corrieron de los motochorros. El trabajador, agradecido, le regaló la pastafrola que tenía.

Cheryl Cazuriaga salvó a un trabajador que iba a ser asaltado en una calle oscura y él agradeció con lo que tenía en su mochila, una pastafrola que para la joven fue lo máximo.

“Dios me puso en el lugar correcto y en el momento justo”, dijo Cheryl, explicó que el jueves visitó a una clienta para hacerle un tratamiento de belleza, pero llegaron otras dos chicas y se quedó más tiempo de lo previsto.

Eso le hizo coincidir con un guardia de seguridad que caminaba hacia su casa, en Mariano Roque Alonso, después de una larga jornada laboral en una conocida confitería de Asunción.

Cheryl, en su auto y en compañía de su hijita de siete años, vio que adelante de ella iba una moto con las luces apagadas y eso le llamó poderosamente la atención.

“Eran dos muchachitos jóvenes, con capuchas y tapabocas, cuando me acerqué y prendí la luz alta me percaté de que le estaban siguiendo a una persona”, relató.

Los motoqueiros bajaron la marcha y ella hizo lo mismo. “Calculé en ese momento que estaban esperando que yo les pase”, refirió.

Preocupada por el trabajador y recordando las veces que ella fue asaltada, empezó a hablarle y a conducir a su lado.

Cuando vio que los dos muchachos doblaron en una esquina para retomar la calle en dirección a ellos, no dudó en ofrecer su ayuda al desconocido.

“Le grité al señor que se suba, le dije a mi hija que se agache y aceleré; la moto, como vino en contramano, tuvo que darse la vuelta, pero yo no sabría decir ni a cuántos kilómetros, pero aceleré todo lo que pude, le perdimos a la moto y nos quedamos en la esquina de una estación de servicios”, contó.

Los tres estuvieron en shock, pero eso no impidió al guardia recordar que tenía una pastafrola entera en la mochila y, tras agradecer una y otra vez el heroico gesto, se la dio a la niña, quien la recibió muy feliz.

El hombre, cuyo nombre no llegó a decir, caminó la cuadra que le faltaba y llegó bien a su casa.

“Si está en nuestras posibilidades ayudar a las personas, creo que deberíamos hacerlo, obviamente sin poner en riesgo nuestra vida o la de terceros”, reflexionó.

dulce
Este fue el regalo que recibió la joven por su gesto.

Este fue el regalo que recibió la joven por su gesto.

Dejá tu comentario