Extra
Destacados

Actualidad

Con sangre guaraní, espera llegar al Concejo Municipal de Filadelfia

La joven contó a un portal yanki sus experiencias, entre ellas que fue víctima de violencia sexual.

Las elecciones municipales de Filadelfia, Estados Unidos, tendrán un dulce tono guaraní en sus papeletas. Esto, debido a que una joven de raíces paraguayas se encuentra en la disputa, por conseguir un lugar en el Concejo Municipal de esa ciudad del estado de Pensilvania. Erika Almirón compite con otros 40 candidatos que están en la puja.

Los comicios serán el próximo 21 de mayo y la joven trabajadora de Justicia Social, de sangre guaraní, espera salir victoriosa. Ella trabaja en cuestiones de inmigración y también en la reforma educativa del país norteamericano.

Durante ocho años desempeñó funciones en una organización denominada Juntos, que se centra en los derechos de los inmigrantes en la ciudad estadounidense.

En una entrevista realizada por el portal reclaimphiladelphia.org, contó sobre su trágica historia, y los eventos que le tocaron vivir.

Relató que sus padres son inmigrantes paraguayos, que durante su estancia en la Universidad tuvieron un evento trágico, que les marcó para siempre. Ellos perdieron su pequeño negocio en un incendio provocado por su propio tío, quien sufría problemas mentales y alcoholismo, apoyado por su hijo de 18 años.

“Mi familia en ese momento no tenía apoyo del sistema, no tenía acceso a idiomas, estaba confundida, con el corazón roto y sola. Así que volví a casa para ayudar a mi familia. Al final, mi tío fue sentenciado a 62 años y mi primo recibió seis meses”, contó la joven.

Agregó que, a consecuencia de esto, su padre pasó los siguientes 13 años conduciendo hasta la prisión de Graterford cada dos fines de semana para visitar a su hermano e intentar que lo liberaran. Con el tiempo, su tío murió de cáncer en la cárcel.

“Encarcelarlo no lo curó, dejó la carga de sanar a mi familia y mientras el estado gastó miles de dólares en encerrar a mi tío, mis padres tenían que limpiar casas para pagar su hipoteca”, lamentó.

Según ella, muchos de los sistemas administrados por los gobiernos están configurados para dañar a las personas y no hay suficientes sistemas que permitan que las personas prosperen. Opinó que los recursos de la ciudad donde vive se canalizan y desperdician en la vigilancia policial y el encarcelamiento en lugar de apoyar a las familias que más nos necesitan.

Contra el capitalismo y el patriarcado

Ella se mostró completamente en contra del capitalismo, asegurando que no ha logrado abordar las necesidades básicas de las personas, asegurando que solo en Filadelfia más de 325.000 personas viven en pobreza extrema, sin alimentarse correctamente.

“Como miembro del consejo municipal, trabajaré para servir a aquellos que se han beneficiado menos de nuestro sistema político-económico actual. Trabajaré para ampliar la vivienda asequible en la ciudad, aumentar la financiación de las escuelas públicas y el acceso a la atención médica de calidad. Trabajaré para poner fin a las deducciones fiscales para los promotores inmobiliarios ricos y los compradores de viviendas de lujo. Promoveré políticas que trabajen para reducir el encarcelamiento y el dinero que gastamos en ello”, afirmó.

Víctima de abuso

Sobre el patriarcado, aseguró que es una creencia de que el género de una persona delimita el valor que una tiene, lo que hace no solo a la diferencia de salarios del hombre sobre la mujer; sino también lo pone al caballero en un sentido de supremacía sobre la mujer, donde este crece con lo que ella llamó la “cultura de la violación”. En este sentido, Erika sostuvo que habló como sobreviviente de abuso sexual.

“He visto cómo incluso como sobreviviente de violación, usted puede ver cómo el sistema de justicia penal no nos sirve. Millones de mujeres guardan silencio sobre sus experiencias y no tienen espacios seguros para hablar sobre cómo responsabilizar a las personas que las han violado”, lamentó.

De salir triunfante, Erika podría ser la primera mujer de origen paraguayo en ocupar un cargo electivo en Estados Unidos. Ella ayudó a hacer de Filadelfia la ciudad santuario estadounidense más progresista.

En las últimas elecciones legislativas de Estados Unidos se dieron victorias de personas con origen latino, como la de Alexandra Ocasio-Cortez, nacida en el Bronx, Nueva York, de padres puertorriqueños, y Debbie Mucarsel- Powell, inmigrante ecuatoriana que vive en ese país desde los 14 años.

También está Verónica Escobar que es una de las primeras latinas en llegar al Congreso, así como Sylvia García.

Dejá tu comentario