Extra

Actualidad

Con horno de tambor pudo armar su propia panadería

Trabajaba en un súper pero hace un año quedó sin laburo. Empezó con cinco kilos de harina y los convirtió en bollos.

“No tengo maquinarias, pero sí mucha voluntad para trabajar”, comenzó diciendo Leo Cristaldo, que hace más de un año quedó sin trabajo, pero no por eso se quedó de brazos cruzados. Con la poca plata que tenía, compró cinco kilos de harina, preparó bollos y salió a venderlos casa por casa.

Con la ganancia, fue comprando más ingredientes y comenzó a hacer distintas masas dulces. Pero el nuevo problema fue que su horno eléctrico era chico. “En mis recorridos pensaba cómo podía hacer un horno, en eso vi un tambor que se tiró, agarré y llevé a mi casa. Construí un bloque de ladrillos y coloqué el tambor, abajo le puse leña y arriba carbón. Para probar hice pan quesú y como salió súper bien, hasta ahora lo uso”, comentó el hombre que vive en Limpio.

Todos los días se levanta a las 4:00 y comienza a trabajar con su señora. “Trabajamos hasta el mediodía, luego ya salimos a recorrer. Nos vamos a pie hasta cerca de la Expo de Mariano Roque Alonso, llegando casa por casa”, relató Leo, que tiene tres hijos, de 17, 14 y 2 años (ellos también ayudan cuando no van a la escuela).

panadero 1

Todo artesanal

Leo comentó que prepara las masas en una latona de aluminio, ya que por el momento es muy difícil que pueda comprar un recipiente mejor. “Necesito, pero es muy caro y todavía no me alcanza, mi sueño es poder comprar las maquinarias”, manifestó. Diariamente cocina de 300 a 400 unidades de masas dulces, como pastafrola, alfajor, bollo, rosca de pascua, marmolada, budín inglés , galletitas salvadas y avenas. Las tortas decoradas las hace por pedido.

Una vez al mes van con su señora a Caacupé a recorrer y ofrecer sus productos. Las personas que desean realizar sus pedidos pueden llamar al (0991) 197 888.

pandero 2

Dejá tu comentario