Actualidad

Con el frío, el cuerpo libera cargas eléctricas y todo "corre"

La electricidad estática se acumula y puede causar algunos líos. El invierno y el ambiente seco colaboran a generar más energía

Un montón de gente reportó en redes sociales que anda echando “chispas” ante el mínimo contacto con un objeto o una persona y se pregunta qué está pasando.

“El otro día le acaricié a mi gato y por poco no explotamos. Los dos nos re asustamos”, contó Teresa Portillo.

Al señor Carlos Ayala le sucede lo mismo. “Todo me corre: el mueble, el auto, mi señora. Sobre todo el auto, cada vez que abro y cierro la puerta siento esa descarga”, manifestó.

El ingeniero Derlis José Olmedo Lobos, docente universitario de Física, explicó que la sensación del pequeño choque eléctrico se llama “descarga electroestática”.

Para entender cómo se produce, explicó que naturalmente el cuerpo humano y los objetos tienen cargas eléctricas positivas y negativas (protones y electrones). El choque se produce cuando entran en contacto y una de ellas tiene más cargas negativas. “Lo habitual es que tengan la misma carga y se anulen al entrar en contacto, pero cuando el cuerpo tiene mucha carga negativa busca un conductor para llegar a tierra”, detalló Olmedo.

Pero, ¿cómo es que el cuerpo produce más energía negativa? El docente aclaró que la energía negativa no tiene nada que ver con el humor de la persona. “La energía estática se produce por la fricción. En invierno usamos abrigos de lana, de poliéster, que producen electricidad al movernos, al trabajar, porque la tela se frota constantemente”, expresó el especialista.

De esta manera el cuerpo va cargado de energía negativa y, cuando se encuentra con un conductor, rápidamente se produce el intercambio. “La misión de los electrones (carga negativa) es llegar a tierra. Nos liberamos de un poco de ellos cuando tocamos el picaporte metálico, el cabello o se roza la piel”, acotó el ingeniero.

Algunos problemas

El choque estático no representa un problema para la salud, pero sí podría provocar algunos accidentes.

“La energía estática es natural, no hace mal al cuerpo. Los choques no causan más que un pequeño susto. Quienes sí deben cuidarse son los que trabajan con electrónica”, aclaró Olmedo.

La descarga puede dañar algunos equipos sensibles, como las placas eléctricas.

“Para evitar que algunos equipos se quemen a causa de esto, los técnicos usan una pulserita que va conectada a tierra”, apuntó el ingeniero.

Cómo evitar

Para evitar acumular la energía eléctrica se recomienda usar abrigos 100% algodón o seda. En lo posible evitar las prendas de lana, sintéticas o de poliéster, incluyendo las medias. También podés tocar la estructura de metal del auto antes de bajar para que se produzca la descarga. Tocar la pared, el poste, tornillos de la llave de la luz o algo conectado a tierra, durante 10 segundos será suficiente.

Dejá tu comentario