Actualidad

Con caravana festejan los 105 años de una abuelita

La agasajada es la mamá guasu de Quyquyhó, Paraguarí.

Sentada frente a su casa, estaba Dionicia Florentín, más conocida como Ña Noní, esperando ansiosa ver pasar la caravana que sus familiares, amigos y vecinos le prepararon con mucho amor para celebrar nada más y nada menos que sus 105 años.

“Este año fue modo COVID, nada de bailes ni abrazos y mucho menos besos, pero no queríamos dejar pasar porque casi nadie llega a esta edad, por lo que planeamos y lo hicimos a distancia”, contó Jorge Samaniego, uno de sus nietos, quien planeó la caravana.

Ña Noní nació un 8 de octubre de 1915, en Mbokajaty-Loma Clavel, Quyquyhó. A los 19 años se casó con Eleno Alvarenga y siguieron viviendo en la misma ciudad, que ahora se llama Colonia Fulgencio Yegros. Tuvo 11 hijos (dos ya fallecieron), 32 nietos (uno falleció), 47 bisnietos (uno murió) y 9 tataranietos.

11 HIJOS: Leónida (Chona), Antonio, Ricardo (Chingolo), Rutilio (fallecido), Zacarías (fallecido), Anunciación (Virila), Floria, Eufrasia (Kiti), Bernardino (Lilito), María Magdalena (Eca) y Rosa, son los hijos de ña Noní.

“Nosotros solo agradecemos a Dios por permitir que siga con nosotros, sobre todo que esté lúcida. Ella se acuerda de su niñez, adolescencia y juventud, además de todos sus nietos, es una reliquia viviente”, dijo emocionado el nieto.

Por más de 80 años, la cumpleañera se dedicó a tejer las tradicionales frazadas de lana, el talento lo heredó de su abuela Loló, con quien creció, ya que su mamá estuvo trabajando por mucho tiempo en Asunción.

Ayer, a las 17:00 puntualmente, bajo una decoración acorde a una fiesta, estaba Ña Noní, viendo una fila de autos y motos pasar frente a su residencia que, con globos, carteles y banderas, le saludaban por su aniversario.

Mientras, sus hijas y nietas repartían un recuerdo de los 105 años de la mamá guasu de la zona.

“Ella es una mujer de mucha sabiduría y llena de luz cargado del Espíritu Santo, que demuestra a través de su fe intacta y, sobre todo, que mantiene viva, cargada de esperanza y la buena costumbre de rezar por sus seres queridos y a quien los conoce. Ña Noní representa una MAMÁ GUASU que en todo momento siempre es la que se preocupa y tira la buena onda a su ser querido”, describió el nieto a su abuela.

El evento fue transmitido por Facebook de una radio local, ya que muchos de sus hijos están en Argentina y no pudieron venir.

Dejá tu comentario