Actualidad

Con bebé en brazos le roban dinero a dueña de un copetín

Fue a buscar sencillo y "clientes" en moto le sacaron G. 1.800.000.

Celsa González de Leiva (58) dijo que no se le cruzó por la mente que una pareja que cargaba con un bebé la iba a perjudicar tanto.

El hombre y la mujer parecían personas humildes, como ella. Llegaron a su local donde vende minutas, en el Km 4 de la ruta PY 07 (Ex Avda. Monday) de Presidente Franco y pidieron empanadas para desayunar a las 9:30 del viernes.

Como era un poco temprano, la venta había sido poca y la comerciante no tenía sencillo aún.

El hombre le había pasado un billete de G. 100.000 para pagar por la consumición. En el afán de ganar un poquito de plata y para que no se enojen los clientes, ña Celsa les pidió que la aguardaran, porque iba a ir al buscar el cambio.

Según la denuncia que la afectada hizo más tarde en la Subcomisaría 012, los ocupantes de la moto aprovecharon su ausencia y entraron a su casilla para apoderarse de la suma de G. 1.800.000, además de un celular, para luego darse a la fuga.

La víctima recién se dio cuenta de lo ocurrido al volver. Se quedó con el vuelto en las manos, pues ya no encontró a sus “clientes” en el lugar. Una corazonada hizo que revisara la caja donde guardaba la recaudación del día anterior y confirmó sus sospechas.

Lo que más le llama la atención es que la pareja actuó con un bebé en brazos. Esto hizo que ella no sospechara de sus verdaderas intenciones.

Por suerte, hay cámaras de vigilancia de la zona y la policía local está trabajando para identificar a los autores, por lo que pronto se podría proceder a su arresto.

Las imágenes de la pareja comenzaron a circular en redes sociales y los comentarios de los internautas no se hicieron esperar para cuestionar el actuar de los sinvergüenzos.

“Qué ejemplo lo que le van a dar a sus hijos así. Tan pequeño y que tenga que pasar por eso. Ahora se va a quedar sin sus papás porque seguro se van a ir a la cárcel”, lamentó Liliana Acuña, en Facebook.

Los niños son sus “escudos”

Un bebé tomó un fardo de G. 1.100.000 del chofer de la empresa de transporte Cerro Kói y la mamá lo guardó tranquilamente.

Gracias a cámaras de seguridad y a que el mecánico de la empresa conocía a la doña, lograron llegar hasta su casa y le pidieron que devolviera lo robado.

En Encarnación, una mujer de 23 años con su bebé de tres meses en brazos robó una tele y un equipo de sonido de una vivienda. Ocurrió en febrero del 2018.

Dejá tu comentario