Actualidad

Con 98 años, venció al COVID y su secreto es no tomar alcohol

El abuelo es el recuperado con mayor edad del país. Familiares y médicos ya esperaban lo peor, pero logró salvarse.

Don Héctor Gutiérrez es un guerrero. A sus 98 años venció al coronavirus y se convirtió en el infectado con mayor edad que se recuperó de la enfermedad en nuestro país.

El abuelito de la ciudad de Itapé, Guairá, se había contagiado del virus a comienzos de diciembre. Pasó 18 días internado en el Hospital de Villarrica y contra todo pronóstico, por las pocas posibilidades de que un adulto mayor de su edad sobreviva a la enfermedad, salió de alta el sábado pasado.

“Que mi papá pase con nosotros la Navidad es todo un milagro de Dios”, dijo a EXTRA, muy emocionado, Héctor Junior Gutiérrez, su hijo.

El hijo contó que lo primero que les dijo don Héctor al salir del hospital estando en su camilla, rodeado de los aplausos de los médicos, fue que extrañó mucho estar rodeado de su familia.

“En un momento dado nos desanimamos un poco en el hospital porque los médicos nos dijeron que nos preparemos para lo peor, porque para mi papá el COVID era muy riesgoso”, comentó.

No bebía ni fumaba

Hernán Gutiérrez, otro de los hijos de don Héctor, comentó que a su papá no le mató el COVID porque nunca en su vida fumó ni tomó alcohol.

“Papá era muy sano, se cuidaba mucho. Los médicos nos dijeron que se salvó porque no tenía ninguna enfermedad de base. También en la comida se cuidaba”, indicó.

Mucha esperanza

El sábado salió de alta y en su ciudad lo recibieron con una caravana, ya que es la esperanza de vida, debido a que la mayoría de los pobladores pensó que iba a morir por su avanzada edad ante el virus.

“Es inmensa la felicidad que se siente al saber que tu ser querido, por más viejo que esté, no falta en la mesa de Navidad. Mi papá fue uno de los pocos abuelos con esta suerte en nuestro país”, agregó Hernán.

Pedido

Los familiares no saben cómo pudo haberse contagiado don Héctor, ya que todos en la familia dieron negativo al test. “Por todos los abuelos rogamos a los jóvenes que no salgan a farrear ni aglomerarse, porque los que mueren son ellos”, pidió Héctor Junior.

Agradecidos

“Mi papá no estaría vivo sin los médicos que se desviven cuidando a los pacientes. El COVID existe, nosotros lo vivimos”, comentó Héctor Jr. Gutiérrez.

Dejá tu comentario