Actualidad

Compatriota que mató a su patrona desata odio y miedo

Españoles dieron durísimo a los trabajadores que migraron allá. Cámara grabó a paraguaya cuando asfixiaba a la abuelita.

La extraña desaparición de algunas joyas y algo de dinero, de la vivienda de una ancianita en España, llamó la atención de sus hijos.

Sospechando que algo raro había con la mujer que cuidaba a su madre, decidieron colocar cámaras de circuito cerrado, escondidas en la casa.

Amelia C. M., de 92 años, estaba al cuidado de una paraguaya de 54 años y, el sábado, fue asesinada en su propia casa.

Hasta la vivienda situada sobre la calle de Víctor Andrés Belaúnde del distrito de Chamartín, en Madrid llegó una de las hijas; Amelia, y halló a su madre casi sin vida tirada en su cama, alrededor de las 8:30 de la mañana del sábado último.

Allí también estaba la compatriota. Ella no tenía idea de las cámaras instaladas por los parientes de su patrona y dijo que nada sabía sobre qué le sucedió a la abuelita.

Filmada

Paramédicos de emergencias de Madrid intentaron reanimar a la viejecita, pero no hubo caso; falleció en el lugar.

En cuestión de minutos, la casa se llenó de policías. Primero los de la delegatura local y luego los agentes de Homicidios y del Grupo de Delitos Violentos de la Científica.

La escena no convencía a nadie, que sus problemas de salud, propios de su avanzada edad, la hubieran llevado a la muerte. Hasta que los familiares advirtieron sobre las imágenes de las cámaras.

Inmediatamente los policías se pusieron a mirarlas y descubrieron el estremecedor fin que encontró la pobre anciana.

Asfixia: El cuerpo fue inspeccionado por un médico forense, quien determinó que la muerte se dio a consecuencia de asfixia, lo que complicaría más aún a la compatriota.

En los videos se observó claramente el momento en que la empleada entra a la pieza con una almohada en las manos.

Si bien no se llega a observar a la víctima, se ven los movimientos de la trabajadora junto al cuerpo.

Internautas cuestionaron duramente a las extranjeras que van a ese lado del mundo para laburar, solicitando incluso que se exponga públicamente a las mujeres peligrosas.

“Se debería publicar un listado de las que han cometido robos o malos tratos a los que cuidan para evitar que se contrate a estas delincuentes pensando que van a cuidar a nuestros familiares”, escribió un español.

Detenida cayó en contradicciones

La mujer, que según detallan los medios españoles, no contaba con antecedentes penales; fue llevada a la comisaría donde fue interrogada y enseguida cayó en varias contradicciones. Ante esta situación se ordenó su detención. La cuidadora de la abuela fue enviada a una prisión de mujeres donde solo puede recibir la visita de su abogado.

Los paraguayos que están en España tienen miedo de perder sus trabajos ahora, muchos cuidan de ancianos.

Dejá tu comentario