Actualidad

Comió todo y se durmió: falleció asfixiado con su vómito

Apenas almorzó, tomó una siesta y ya no despertó.

Diógenes José Narvaes (44), de Ciudad del Este, decidió tomar una siesta, tras terminar de almorzar, el jueves al mediodía, y nunca más despertó.

El profesor universitario y de karate tuvo el peor final: murió atragantado por su propio vómito mientras dormía. A eso de las 17:00 horas, quebrantada porque Diógenes no salía más de su habitación, Blanca Franco, su expareja, quien vive en el mismo terreno de la casa del fallecido, fue a visitarlo. Tocó varias veces su puerta, pero no le respondía, por lo que forzó la cerradura, entró a la habitación y lo encontró en la cama ya tieso, llevaba ya cinco horas muerto.

Rara muerte

El fiscal del caso, Sergio Irán Villalba, señaló a EXTRA que, según el estudio forense, el hombre murió asfixiado a causa del vómito, y que no pudo salvarse porque estaba inconsciente.

El agente del Ministerio Público dijo que el fallecimiento de Diógenes es “muy raro”, ya que en la mayoría de los casos, este tipo de asfixia se da en los bebés.

Gustavo fue enterrado ayer en su ciudad. Sus familiares afirman que era una hombre muy sano, estudioso y trabajador.

Otros casos

Marcia González (28) murió atragantada con asado en una reunión de excompañeros. Ocurrió en diciembre del año pasado.

Un bebé de un año tragó la golosina y quedó atorada en su garganta. Ocurrió En Paso Yobái, en mayo del 2019.

Dejá tu comentario