Actualidad

Comerciantes piden que sus deudas se aplacen

Quieren pagar cuenta de Essap y ANDE recién en 6 meses.

Julio César Benítez, comerciante de San Lorenzo, se siente con la soga al cuello por las medidas anticoronavirus. Ya no sabe cómo pagar a sus empleados.

El negocio, de venta de electrónica, no ha recibido clientes desde que el Gobierno decretó la cuarentena.

“Los comercios de San Lorenzo siguen abiertos, porque tenemos que llevar la comida a casa. Si cerramos tiene que haber un plan B, que nos dé un respiro”, dijo Julio.

Dueños de varios locales idearon una propuesta para el Gobierno.

“Necesitamos que todas nuestras cuentas: Essap, ANDE, cuotas en bancos, financieras y cooperativas se aplacen por 6 meses, tiempo en el que creemos que todo esto de la pandemia disminuirá”, expresó Julio.

Empleados

El negocio de Benítez emplea a seis personas. El trabajo de ellos y de muchos otros está en riesgo, según el empleador.

“Si cerramos, no voy a poder seguir pagándoles. Pero, si conseguimos el aplazamiento de nuestras deudas, nosotros prometemos mantener a nuestros trabajadores”, expresó don Julio.

El documento será entregado a Marito Abdo, a Liz Cramer, ministra de Industria y comercio y al Congreso Nacional.

Hay multas

El viceministro de Trabajo, Luis Orué, indicó que todas las empresas deben seguir pagando a sus empleados por los 15 días de cuarentena y que no hay excusa para incumplirlo.

“No hay otra opción, las empresas y negocios que cierran no deben aplicar descuentos a sus empleados. Si se comprueba estarían recibiendo multas” señaló.

El Ministerio ha recibido denuncias al respecto, principalmente de funcionarios de boliches, restaurantes y bares.

Empresas privadas están haciendo algunas “trampitas” para ahorrarse algo de plata, como descuentos ilegales a empleados que llegan tarde o que se encuentran con reposo por enfermedad, según el viceministro.

Dejá tu comentario