Actualidad

Colegiantes pelearon punto por punto, pero se aplazaron

Organización estudiantil registró quejas contra los profesores. Según dijeron, no le validaron las tareas virtuales que mandaron.

Para algunos el Último Día de Clases (UD) se disfrutó brevemente; para otros, el año lectivo pandémico todavía no terminó ya que quedaron para exámenes complementarios.

Tobías García, vocero de la organización estudiantil UNEPY, contó que en su colegio, San Agustín, y otras instituciones educativas este jueves ya fue el último día, pero que con alguna que otra incomodidad.

García indicó que no solo en su cole hubo muchas quejas de profesores que no revisaron las tareas que dejaban en las plataformas virtuales, por lo que a varios estudiantes le faltaron puntos para pasar.

“Los profes no querían mostrar sus planillas. Y ahora van a tener que rendir o van a repetir el curso”, se quejó.

Solo entre sus conocidos hay 15 aplazados por no juntar los puntos en sus tareas.

Así también contó que no pudieron realizar ningún acto de despedida en la institución por protocolo, pero finalmente la propia institución incumplió ya que todos los cursos estuvieron en un mismo horario, encontrándose así, al menos, 200 estudiantes del último año. “Para defensa de proyecto tuvimos que ir. En los últimos días, ni jabón ni alcohol ya no ponían en la entrada. Totalmente se relajaron las medidas sanitarias”, lamentó.

Tradición terminó

Ahian Marecos (18) terminó su secundaria en el Colegio Presidente Franco de Asunción. Como último día de clases, él quiso tener un recuerdo por lo que se le ocurrió que todos sus compañeros le firmaran su uniforme.

Hace algunos años atrás, este acto era popular entre los estudiantes, pero al parecer todo ya es muy retro. Según nos contó Ahian fue el único que se atrevió a pedir la firma a sus compis.

“Pasa que solo vinimos un rato y después ya todos nos retiramos. Fueron dos años muy difíciles, por eso quise tener ese recuerdo”, contó.

Festejo sano

Jorge Saucedo del Colegio Nacional Maedy Ritter de Tebicuary (Guairá) dijo que tampoco pudieron juntarse mucho en el cole por protocolo, en la institución estaba prohibido hacer cualquier reunión karape’i igual si era para despedirse, por lo que alquilaron una quinta, se bañaron en la pile y antes de las 19:00 del miércoles, ya todos estaban en sus casas.

“Feliz por terminar y triste también, porque ya no nos vamos a ver a diario”, expresó.

Temas

Dejá tu comentario