Extra

Actualidad

Cocinaron para Linces tras robar caja de hamburguesas

Fiscal aplicó insólito castigo a dos jóvenes de la Chacarita. El tema causó polémica: hubo aplausos e indignación en las redes.

Dos muchachos pasaron la noche del sábado cocinando hamburguesas en la Comisaría 3ª Metropolitana, para poder recuperar su libertad.

Los chicos, de 19 y 16 años, son de La Chacarita e intentaron robar de una manera muy tonta.

Según el oficial Ariel Quintana, en la mañana de ese día los amigos compraron una caja de hamburguesas, de 60 unidades, de un supermercado ubicado en el Mall Excelsior, en Asunción.

Durante la tarde volvieron al súper y sacaron una caja de hamburguesas, ya a escondidas. Cuando sonó la alarma, ubicada en la puerta de salida, los guardias los atajaron. Los chicos intentaron convencer a los encargados que pagaron por el producto, mostrando el ticket de la primera compra realizada. Pero, como no le creyeron, un responsable llamó al 911.

Los muchachos forcejearon con los guardias y salieron corriendo, subieron a una moto y huyeron. En ese momento llegaron oficiales del grupo Lince e iniciaron una persecución. Y, definitivamente, no era el día de suerte de estos muchachos. Cuando parecía que lograron sacarse a los policías de encima, la moto en que iban se descompuso. Los policías “ninja” terminaron capturándolos. Ambos quedaron detenidos en la comisaría y a cargo del Ministerio Público.

Onda chef

El fiscal Lorenzo Lezcano, exministro del Interior, decidió no procesar a los detenidos.

Según el agente, se trató de un delito menor y, como los jóvenes no tenían antecedentes, les aplicó un castigo: para recuperar su libertad, tuvieron que preparar hamburguesas para todos los policías que estaban de guardia.

“El fiscal fue hasta el mismo súper, pagó por la hamburguesa robada y compró otra caja, además de pan, huevo, lechuga, tomate y gaseosas. Dijo que era un regalo por el Día del Policía”, señaló Quintana.

Apoyo

Los chicos recibieron la ayuda de familiares y vecinos, que llegaron a la comisaría con una plancha para cocinar las hamburguesas.

Había sido, en la “Chaca” se estaba realizando una hamburgueseada solidaria, para ayudar a un vecino, y los muchachos tenían que llevar la carne al evento.

Los policías cenaron rico y los chicos recuperaron su libertad.

Opiniones enfrentadas en las redes

La decisión del fiscal Lezcano desató polémica en redes sociales. El chef Colaso Bo, señaló: “No, señor. No es excelente, desde mita’i se debe saber que robar no tendrá nunca una pena suave. Me parece perfecto que hayan cocinado, pero no debería ser el único castigo”. Por su parte, el abogado Willian Kol dijo: “Por fin un fiscal que entienda de economía procesal. Nos ahorra millones de guaraníes en papeles, abogados, etc”.

Dejá tu comentario