Actualidad

Cobrador secuestró motocarro de cliente y vendió por 6 palos

El comprador creyó que devolvió a la empresa y le jodieron. Autor del hecho dijo que lo hizo porque necesitaba el triciclo para laburar.

Las insistentes llamadas de Inverfin ya le causaban dolor de cabeza a don Héctor Agüero Acosta.

El hombre de 45 años no entendía por qué le reclamaban el pago de un motocarro que hacía ya ocho meses había devuelto.

En la tarde del lunes le llamaron otra vez y él explicó de nuevo que entregó el producto a su cobrador para devolverlo.

“La señora que me llamó me amenazó todo mal luego. Me dijo que sí o sí hoy (por el lunes) debía poner el motocarro o si no era yo el ladrón. Eso me puso nervioso”, relató el cliente.

Ante esto no tuvo mejor idea que acudir a la Policía. “Me fui para buscar el motocarro, llevé los documentos”, continuó.

Agentes de la Comisaría 15 de Minga Porá tomaron su denuncia y fueron hasta la casa de Rodrigo Guerrero, de 24 años, cobrador de sucursal de la empresa situada en la ciudad de San Alberto, en Alto Paraná.

En ese sitio se enteró que el trabajador confesó que había secuestrado irregularmente la moto y que la vendió. O sea le jodió a su cliente.

“Él no negó luego lo que había hecho. Directamente dijo que necesitaba y por eso nomás hizo eso”, expresó la víctima.

Aprovechó

El oportunista cobrador dijo que había entrado recién a laburar y como no tenía moto, le vino como anillo al dedo la “devolución”.

“Me vino súper bien esta situación, o sea, la posibilidad. Pensé que ya se había acabado ese tema y por eso vendí por otra moto más 500.000 mensual”, confesó ante las autoridades. Vendió por G. 6.000.000 en total. Su comprador le entregó una moto por el valor de 2 millones y el resto pagó en cómodas cuotas. “A mí me dijo que iba a llevar a la sucursal”, reclamó la víctima. De allí fueron a la casa de la persona a la que revendió el vehículo ajeno y lo recuperaron.

20210707-009MATERIALa,ph02_24841_27648322.jpg
El dueño del motocarro se llevó tremenda sorpresa cuando le reclamaban el pago por el producto que devolvió. 

El dueño del motocarro se llevó tremenda sorpresa cuando le reclamaban el pago por el producto que devolvió.

No era para él

Héctor mencionó que en principio el vehículo ni siquiera sacó para él mismo. Sino que le hizo un favor a una doñita.

“Le di a una señora para trabajar y ella pagaba, es de Curuguaty. Pagó 3 o 4 cuotas por ahí y se descompuso el motor y me dijo que ella ya no iba a pagar más”, recordó.

Pero cuando el cobrador le llamó para la entrega de la quinta cuota de G. 739.000, él le dijo que la doñita le había devuelto y que él no lo quería.

“El muchacho de Inverfin se fue a retirar y llevó a otro lugar para vender como mau”, indicó. Comentó que ya había escuchado de que su triciclo fue vendido y era utilizado para trasladar hielo en el pueblo.

Comprador podría tener problemas

El oficial Israel Torres, jefe de la Comisaría 15 mencionó que la persona que compró el motocarro del poder de Ricardo podría tener problemas con la Justicia. Explicó que al momento de recuperar el triciclo, el comprador no estaba en el lugar allanado.

Dejá tu comentario