Actualidad

Claves para manejar el miedo al coronavirus

El miedo es una emoción natural y necesaria para las personas, a no ser que les paralice en su día a día o les haga tomar decisiones irracionales.

El miedo es una emoción natural y necesaria para el ser humano. “Siempre existe y es positivo cuando te permite tomar precauciones y manejar ciertas situaciones”, explica la psicóloga Juana Casuriaga.

Con la llegada de la pandemia del coronavirus se instaló un temor generalizado en la población paraguaya.

En cierta medida, eso hace que la gente se cuide más de lo habitual, que refuerce la limpieza, que deje de ir a lugares con demasiada concurrencia, y así es como se previene la propagación de la enfermedad.

Pero, ¿cuándo hay que prestarle atención al miedo?: Si te paraliza, si te impide tomar alguna decisión o si hace que tengas conductas irracionales, quiere decir que hay un problema, explica la psicóloga.

“Que te quedes en tu casa y no vayas a lugares con mucha gente, está bien; pero que no le recibas a nadie en tu casa es una medida irracional... o que te pelees en el colectivo”, afirma.

La semana pasada fueron noticia unos pasajeros de micro que discutieron y se agarraron a trompadas porque el transporte se estaba empezando a llenar.

Estas reacciones responden sobre todo a una lógica individualista, una forma de prevenir que no es solidaria, añade.

Cómo manejarlo

Para sobrellevar un poco mejor el temor, ofrece algunos consejos:

1. Verificar la información que se recibe: hay muchas noticias falsas que se reproducen irresponsablemente, y eso aumenta el miedo en cadena.

Las personas que ya tenían fobias y lo podían manejar sin ayuda profesional, tal vez ahora sí la necesiten, en caso de que experimenten un desorden emocional.

2. Tomar todas las precauciones necesarias, pero siendo conscientes de que aún así podría ocurrir el contagio.

3. Conversar con alguien de confianza sobre ese miedo.

Podemos ayudar a otros

Si a algún familiar o amigo le afecta mucho esta situación, podemos darle una mano:

- Estando pendientes de ellos, atendiendo sus llamadas, garantizando que tengan saldo en el celular, etc.

- Viendo si hay provistas suficientes para la semana, si no le falta el alcohol en gel o insumos para la desinfección, ya que a algunos les preocupa eso.

- Ponernos a disposición de los adultos mayores del vecindario, por si tengan síntomas o necesiten consultar.

Dejá tu comentario