Extra
clima
15º C
G 6380
Dólar venta
G 6290
Dólar compra

Actualidad

Chuleó prestación de G. 200.000 durante 13 años e iría a juicio oral

Miles de papás con lluvia de excusas para no pagar. Algunos hasta se cambian de casa para declararse insolventes, sin embargo, presumen de viajes y farras.

El 21 de noviembre del 2006 parecía ser el final de un largo tormento. La madre de una niña logró que, mediante una orden del juez Cantalicio Ávalos, el papá de su retoña, le pasara el dinero por la prestación alimentaria.

Juan Carlos Méndez Zarza debía depositar cada mes G. 200.000, sin embargo, no cumplió. De aquel día pasaron 13 años. El hombre quedó adeudando casi G. 4.000.000, por lo que la fiscala Natalia Montanía, de Hernandarias, solicitó juicio oral y público.

Hace 5 años

Robert Frutos, de Ciudad del Este, fue condenado a 2 años con suspensión de condena. Noe Benítez lo denunció porque no depositaba G. 456.000 para su hijo menor, establecido en 2014. Pasaron 5 años y nunca realizó los depósitos. Ahora deberá pagar sí o sí o irá preso.

Debe 10 años

María Cuevas comentó que su ex adeuda 10 años por la prestación, debe pagar por orden judicial: “Mi hijo tiene una discapacidad, el papá anda por la vida como si nada, mi hijo ya tiene 19 años, ojalá ya salga pronto porque es muy largo y engorroso (molestoso) el tema”.

Estos casos son solo algunos de los casos en donde miles de hijos deben pasar por un suplicio para cobrar lo que legalmente les corresponde.

Consultado por EXTRA, el abogado Diego Riveros, contó que los irresponsables padres inventan cualquier cantidad de excusas con tal de chulear el pago.

Hasta se mudó de casa

“Tengo un caso en el que el señor se declaró en banca rota y hasta se volvió a mudar con sus padres para declararse insolvente”, reveló.

Dijo que la principal mentira que dan es que no tienen trabajo. “O te dicen que le pagan a destajo, por producción o por comisión, eso es para que no lleguen al sueldo mínimo”, agregó. Según su experiencia, los más pudientes son los más tacaños.

El abogado Arnaldo Leguizamón mencionó que algunos llegan hasta el extremo.

“Niegan a sus hijos, solicitan ADN, otros mienten diciendo que tienen más retoños y que no puede pagar, sin embargo tiene lujosos vehículos, mansión, y presumen de viajes y farras”, tiró.

Ambos especialistas en demandas por prestación coincidieron en que “negarse es un acto criminal”.

Chicanas comunes de papás morosos

- Se mudan de casa para ganar tiempo

- Fingen que no tienen trabajo

- Dicen que no están de acuerdo con el monto

- Niegan que son sus hijos y solicitan ADN

- Se declaran insolventes, en banca rota

- Sostienen que tiene otros hijos si no están de acuerdo con lo estipulado

- Argumentan que no alcanzan el sueldo mínimo

Dejá tu comentario