Actualidad

Choque fatal en Fernando: "Me suplicó misericordia para su hija"

Mamás del terrible accidente en una parada, se encontraron en el Juzgado. "No fuiste capaz de llamarme", le reclamó a la otra.

Un tenso ambiente se vivió ayer frente al Juzgado de San Lorenzo, hasta donde llegó Noemí Cantero para presentar un amparo a fin de que se le revoque la prisión preventiva a su hija Florencia Noemí Romero, quien ebria chocó y mató a una joven madre el domingo en Fernando de la Mora (Central).

En el lugar estaba también la madre de Natalia Noemí Godoy, víctima fatal, doña Lucía Godoy, a quien Cantero le dirigió unas palabras.

“Se acercó llorando pidiéndome perdón, suplicándome misericordia porque, según ella, su hija está muriendo en vida. ‘Vos le enterraste a tu hija pero ustedes le están enterrando viva a mi hija’, me dijo”, relató Lucía.

Nota relacionada: Ofrecieron G. 1.500.000 mensual a familia de joven arrollada

Ella le respondió que su reclamo era injusto, considerando que ella vio a su hija con vida, pero la suya estuvo en un asiento, tapada con una sábana, ya muerta. “No fuiste capaz de llamarme y preguntar cómo estaba. Empecé a temblar todito, casi me caí. Me atajó la abogada Carolina Arias, que estaba conmigo”, continuó.

Leé también: Ya está presa la que manejó borracha y mató a una mamá

Noemí alegó que su hija quedó mal psicológicamente e incluso intentó suicidarse. “Tu hija está enterrada, pero mañana puedo estar yo enterrando a la mía”, le dijo a la madre de Natalia. “Eso está en manos de Dios, no soy responsable de la educación que le diste. Crié 9 hijos, 6 de ellos, mujeres. Terminaron su colegio y humildemente trabajan. Nunca se los vio tomando por la calle ni en fiestas”, le apuntó Lucía.

Ella la auxilió

Lucía contó que un testigo, cuando ocurrió el choque, se acercó a Florencia y le preguntó cómo estaba. “Le respondió ‘choqué un poquito’. Enfrente de este joven levantó su celular e hizo una llamada, que sería su madre porque enseguida llegó un vehículo con una mujer que la auxilió”, refirió.

Dejá tu comentario