Actualidad

Chicas y muchachos crean polémicos grupos virtuales "anticuernos"

Suben las fotos de sus "chulis" y averiguan si se portan bien. El de las mujeres es mucho más numeroso que el de los hombres. Varios cuestionan la exposición de imágenes ajenas.

La palabra sororidad, cada vez más utilizada por el género femenino, significa “solidaridad entre las mujeres, especialmente en la lucha por su empoderamiento”.

Tomando este concepto, unas chicas crearon un polémico grupo de Facebook “anticuernos”, llamado “Kóa nde 2li?” ("¿Este es tu chuli?").

Alguien publica la foto de su novio para saber si él le está “hinchando” a alguien más. Las integrantes le avisan a ella si es así, para “ayudarle” a evitar más engaños.

La comunidad virtual fue creada apenas el viernes y ayer ya tenía más de 20.000 miembros. Estaba en modo público, o sea que cualquiera podía ver lo que se compartía, pero desde hoy pasará a ser privado.

Fueron surgiendo varios grupos paralelos por ciudades: Encarnación, Ciudad del Este, Coronel Oviedo, Limpio Ypané, etc.

Los muchachos también armaron el suyo, con el mismo nombre, pero hasta la víspera reunieron a poco más de 600 integrantes.

Tienen sus reglas

En “Kóa nde 2li?” no está permitido burlarse de la novia, de la amante ni del muchacho, dijo a EXTRA una de las administradoras. “Tratamos de borrar todos los comentarios despectivos sobre el aspecto físico”, expresó Bel Piris.

“Al principio fue un caos, pero estuvimos trabajando un día entero entre todas para crear un ambiente seguro y cordial”, añadió.

Advierten a las mujeres que no deben poner sus datos personales y que es mejor que las fotos sean con consentimiento del chuli, algo así como un “challenge” (desafío).

Piris mencionó que una abogada se puso a disposición de todas porque hubo personas que empezaron a publicar, por ejemplo, denuncias de violencia de parte de sus parejas.

Algunas feministas manifestaron en redes sociales su desacuerdo con la onda del grupo. Una de ellas, quien prefirió resguardar su nombre, dijo a EXTRA que este tipo de cosas “refuerza la toxicidad de las redes”. Considera que no está bien exponer de ese modo a otras personas, sea cual sea el género, y que hacer eso no soluciona la falta de confianza en el otro.

Víctor Vera, de Asunción, dijo que le cañearon en el grupo: “Con una amiga quedamos en que suba mi foto solo para ver qué decían las chicas (...) inventaban hasta que me metía con señoras casadas”, contó el muchacho. “A veces las redes sociales sirven para cosas buenas, pero en este caso se fueron todo”, finalizó.

Dejá tu comentario