Actualidad

Cementerio: en época de pandemia pastores hicieron payé mau

Administrador de cementerio pilló el engaño a los prójimos que caen en poder de los especuladores con biblia en mano.

Muchos cementerios suelen ser escenario de historias de terror. Varios de estos lugares también son utilizados para hacer rituales con el fin de perjudicar al prójimo.

Porfirio Ortiz es el encargado del Cementerio del Este, de Asunción. El responsable habló con EXTRA sobre casos extraños que se dan en los camposantos de un tiempo a esta parte.

Dijo que hay todo tipo de personas que usan la desesperación de la gente para sacar provecho de ellas en cuanto a lo económico.

Nota relacionada: Sepultureros ya no chupan a costilla de los macumberos

Don Ortiz dio consejos para que las personas no crean todo lo que se les dice, aunque esas versiones sean de gente que supuestamente dirige iglesias evangélicas.

El funcionario contó que, antes de la pandemia, llegó al cementerio un grupo de personas con biblias, cámaras filmadoras y otros elementos.

“Me dijeron que eran miembros de una iglesia cristiana, que está sobre la avenida Eusebio Ayala, y que venían a hacer un trabajo de liberación, ya que varios de sus feligreses habían sido empayenados y los maleficios estaban en el cementerio. Les dije que no había problemas, les acompañé y uno de ellos comenzó a hacer de guía”, recordó Ortiz.

Filmaron

Añadió que recorrieron los panteones y que de pronto encontraron una vela grande atada con cintas, que tenía escrito algo y que estaba acompañada de fotos.

“Uno de ellos comenzó a hacer su ritual para anular el maleficio y otro le filmaba desde todos lados. Luego de media hora, se acabó el tema y el que hacía el ritual dijo que había otro ‘trabajo’. Comenzó a caminar de aquí para allá y llegamos donde había también una vela grande con las mismas cosas a su alrededor. Allí ya comencé a sospechar que posiblemente estas personas habían montado todo, no dije nada para no crear lío”, relató el encargado.

Repitieron el ritual, filmaron todo de nuevo y, cuando acabaron, el líder pidió ir a otro punto del predio porque, según él, había otro “trabajo” que debían hacer.

“Caminamos y llegamos a un panteón donde encontramos el cráneo de un fallecido, con una vela con papeles y fotos a su costado. Allí me di cuenta de que esas personas estaban abusando de mi buena voluntad, ya que es imposible que se hagan tres macumbas y que ellos sepan dónde estaban”, señaló.

El funcionario dijo que, en ese momento, decidió echarles del lugar y les pidió que se fueran “a joder” a otra parte.

“Se fueron y es obvio que iban a usar esas imágenes para joderle a alguna persona y le iban a decir que rompieron un maleficio en su contra, seguro le iban a pedir plata”, declaró el encargado.

Dejá tu comentario