Actualidad

Celó de primo de su ex, armó gran lío y murió de un tiro

El supuesto homicida es militar y estaba haciendo trabajo eléctrico.

Francisco Duarte (60) se creía todavía “dueño” de su expareja Teresa Fernández (58) y al ver que otro hombre estaba con ella en su casa, decidió entrar.

Totalmente descontrolado empezó a forcejear con ambos en la vivienda del barrio Anahí de San Lorenzo hasta que sonó un disparo.

Los vecinos llamaron a la policía y cuando llegaron los agentes se encontraron con el cuerpo de Duarte con una herida fatal en el pecho.

“La hipótesis que se maneja es que fue por celos pero no se puede afirmar todavía eso”, dijo el subcomisario Héctor Espínola del Puesto 1 de Kennedy.

El supuesto homicida, Inecio Galeano Rodríguez (66) dijo que actuó en defensa propia y que le estaba ayudando a su prima Fernández, con la instalación eléctrica.

“Mencionó que tenían parentesco de primos, los apellidos no coinciden y la Fiscalía va a determinar si es que tiene ese tipo de consanguinidad”, expresó Espínola.

El uniformado dijo que en el lugar del crimen pudieron constatar que efectivamente se estaban realizando trabajos de conexión eléctrica en las paredes.

Lesiones

La exesposa presentó varios golpes en el brazo, rasguños, raspaduras y excoriaciones que evidenciaban que aparentemente hubo un forcejeo antes.

“Estaba muy shockeada y por eso no se pudo sacar tanta información de ella. Inecio, a simple vista no tenía lesiones", mencionó el jefe policial.

Alegó que tuvo que defenderse porque Duarte le atacó con un caño de hierro, se pelearon y en medio del forcejeo se escapó el disparo.

“Dijo que estaba armado porque es un sargento militar retirado”, expresó.

El hombre guarda prisión en la base de Investigaciones. No se determinó prisión para la señora. Tenían cuatro hijos mayores y ninguno estaba en la casa.

Se incautó el arma con ocho balas sin percutir y el vehículo del supuesto autor. El fiscal del caso es Benjamín Maricevich.

Sintió celos por una llamada

El 16 de enero pasado, un hombre atacó a su pareja con una gran foisa que se usa para cortar yuyos. Se enojó porque sonó el celular de la mujer y cuando ella atendió, escuchó la voz de otro varón.

Sucedió en Pedro Juan Caballero en la colonia Santa Clara. Daniel Giménez (49) se llama el sujeto y huyó luego de herir a su pareja, Isabel Corvalán (36).

Dejá tu comentario