Actualidad

Cayó de la terraza y falleció al querer rescatar a su perro

Fue de cabeza desde una altura de dos metros y no se la pudo salvar.

Zulema Yegros Escobar (59) subió a la terraza de su casa para bajarle a su perro que se subió: quería bañarle.

La mascota no se dejó atrapar y pasó a la terraza de la sobrina vecina. La mujer no se dio cuenta de que tenía enfrente una chapa frágil y la pisó, cayendo dentro de la cocina.

“El forense dijo que murió en forma instantánea por la gravedad de las lesiones”, indicó la fiscala Angelina Arriola.

El fatal suceso ocurrió el sábado a las 18:00 en el barrio Pacu Cuá de Encarnación. La familia está consternada por la insólita pérdida.

“Sus familiares la encontraron en el piso ya. La llevaron en vehículo hasta el hospital regional”, afirmó a EXTRA el suboficial Arturo Ávalos, de la Comisaría 2ª.

Descartan suicidio

La mujer vivía en la casa con su hija Natividad Cantero y su nieta. Ellas en ningún momento refirieron que podría tratarse de un suicidio, según el agente.

“Si sus familiares no hablan de eso, menos nosotros”, indicó. El uniformado se mostró sorprendido con lo acontecido atendiendo que es algo que muy pocas veces ocurre.

09f02~001_24500393.jpg
La doñita cayó en el hoyo mortal que escondía la chapa acostada sobre la losa.
La doñita cayó en el hoyo mortal que escondía la chapa acostada sobre la losa.

Traumatismo

El cuerpo fue inspeccionado por el doctor Pablo Krummel, quien diagnosticó como causa de muerte traumatismo de cráneo encefálico abierto (se rompió el cráneo).

“La losa tenía que tener una protección para que no muera esta señora joven. En la casa también hay chicos y cualquiera es potencial víctima”, dijo Arriola.

El cuerpo fue entregado a los familiares en la misma tarde y la señora fue enterrada en el cementerio de la ciudad.

09 f 03_24500360 (1).jpg
El perro pasó del techo de la casa de la doña al techo de la vecina,
El perro pasó del techo de la casa de la doña al techo de la vecina,

Lo ocurrido con Zulema Yegros es un accidente domiciliario para la fiscala Angelina Arriola, aunque todavía prosigue la investigación.

“No podemos culparle a nadie en este momento, la investigación está abierta. Vamos a escuchar más a los testigos. Hay personas que presenciaron el hecho”, indicó.

De acuerdo a cómo avancen las averiguaciones se tendrían o no responsables. Por de pronto, la causa está caratulada como hecho punible a determinar.

Dejá tu comentario