Actualidad

Capataz baleó a dos perros por entrar a quinta ajena

Uno de los animales murió, el otro huyó y está desaparecido.

La perrita “Nena”, una bóxer mestiza, caminó ensangrentada para llegar junto a su dueña Dahiana Ramona Osorio (28), pero cayó muerta en plena calle. La mascota recibió un balazo y Dahiana no pudo hacer más que buscar justicia llamando al 911.

El lunes a las 18:30, dos perros, de nombre Nena y Scooby, escaparon de su casa ubicada en el barrio Tres Bocas de Fernando de la Mora Zona Sur.

La señora Dahiana salió a buscarlos rápidamente, pero no los encontraba. Luego de un momento, dos disparos seguidos de arma de fuego se escucharon demasiado cerca.

Osorio quedó helada, tenía la sospecha de que sus animales estaban en peligro. Le pareció que los balazos se produjeron dentro de una amplia quinta, propiedad del empresario Luis Alberto Cartes Bruyn, y fue hasta el sitio.

Nota relacionada: Mató a machetazos a un perro y fue condenado

Desde lejos pudo ver a “Nena” saliendo del lugar. Sus pasos eran lentos, estaba malherida. No tardó mucho en lanzar sus últimos suspiros y rendirse. De Scooby no había ni las sombras.

Los policías de la Comisaría 11 de Arroyo Seco llegaron al lugar y, junto a la denunciante fueron hasta la finca, donde descubrieron que el autor del disparo fue presumiblemente el capataz, Miguel Ángel Recalde Recalde (49).

Los dos encargados, Demetrio Belotto Benítez y Fernando Antonio Brítez Méndez, señalaron a su compañero Recalde como el responsable. Según los trabajadores este se encarga de la seguridad y se encuentra armado con un rifle de caza, tipo palomera. El acusado se negó a hablar con los intervinientes.

El otro perro, Scooby, huyó del lugar con el primer disparo y se encuentra desaparecido. Es probable que esté herido.

Juan Manuel Enciso, director de Defensa, Salud y Bienestar Animal acudió al pedido de ayuda. Dahiana le presentó la boleta de vacunación de su perrita asesinada. Tenía solo 4 meses, contaba con todas sus vacunas al día.

Enciso manifestó que la fiscala Otilia Aguilera ordenó que un veterinario se haga presente y solicitó la extracción de la bala para pericia.

El capataz aún no está imputado, pero será llamado a declarar sobre lo sucedido.

El director aseguró que harán un seguimiento del caso para que la muerte de Nena no quede impune. Si Scooby no aparece, solicitarán ingresar a la quinta para buscarlo.

Los maltratadores no respetan la ley porque la pena máxima es de solo 2 años de cárcel y nadie va tras las rejas. Se resuelve pagando una multa.

Dejá tu comentario