Actualidad

Caminó 11 días por su nueva bendición

Desde España pidió a la Virgencita muchos hijos.

Édgar Acosta (39) hizo un pedido muy peculiar a la Virgencita de Caacupé: Que le bendiga con muchos hijos.

El promesero es de Edelira (Itapúa) y caminó durante 11 días, desde su ciudad natal hasta Caacupé, para agradecer que su esposa esté nuevamente embarazada.

La historia de Édgar inició hace más de 10 años. Con su pareja viajó a España y ahí se encomendó a la Virgen milagrosa: si le daba muchos hijos, cumpliría su promesa cuando pueda volver a Paraguay, junto a toda su familia.

“Mi primer hijo tiene ahora casi 9 años y otro está en camino, mi esposa está embarazada de 5 meses”, dijo Acosta a radio Kokue Poty.

Édgar pidió a la Virgen que cubra con su manto al bebé y que le otorgue buena salud a su primer hijo.

Al llegar a los pies de la Virgencita azul, el itapuense miró su reloj. Eran exactamente las 05:10, misma hora en que nació su hijo, hace 8 años.

edel-r.jpg
 Durante el trayecto, varias personas se detuvieron a alentarlo y felicitarlo.
Durante el trayecto, varias personas se detuvieron a alentarlo y felicitarlo.

Gran apoyo

Édgar no recorrió solo los 411 kilómetros. Su familia lo acompañó incondicionalmente en lo que muchos consideraron “una locura”.

Su esposa, su hijo y dos amigos lo siguieron y cuidaron desde un vehículo. Lo apoyaron cuando el calor y la intensa lluvia le complicaron el trayecto y cuando el cansancio de sus pies le pedían que se detenga.

El promesero vestía championes cómodos, unos shortcitos y un delantal blanco, con un mensaje escrito a mano, con pintura verde: “Rumbo a Caacupé, pagando mi promesa desde Edelira 28, Itapúa”. La remera de su dupla decía: “Acompañando a mi gran amigo”.

Durante el trayecto, varias personas se detuvieron a alentarlo y felicitarlo.

Pobladores de varias ciudades se quitaron fotografías con él y así fue documentando su aventura con el correr de los días.

Dejá tu comentario