Actualidad

Cambachivache: el sitio favorito para cambiar regalos de "tóxicos"

Usan el grupo para "deshacerse" hasta de ropas interiores de sus exparejas. Varios relataron sus historias detrás de sus polémicos trueques por desamores.

De ser solo un grupo de intercambios, para varios, “Cambachivache” se convirtió en las últimas semanas en el sitio perfecto para “deshacerse” de los “regalitos” de sus exparejas y de yapa escracharlos por “tóxicos”.

Ya es común ver en la página de Facebook los pedidos de “camba” de enormes osos de peluches, anillos y hasta ropas de sus amor kue.

“¿Qué me dan por esta campera y termo de mi ex tóxico? Me engañó con una cualquiera y yo no quiero tener en casa ni una cosa más de él”, publicó Camila P. el domingo en el grupo, a lo que su ex, Julio T., le respondió con un: “yo te amo todavía, ya te dije que ella es mi prima y solo la llevé al hospital por su uña encarnada”.

Para muchos, estas historias volvieron al grupo más atrapante que una telenovela mexicana.

Líos amorosos

Brayan Leguizamón contó a EXTRA que decidió cambiar la planchita y los sostenes de su exnovia “tóxica” como venganza. “Tengo que sacarle provecho a esto, pasé muchos meses de sufrimiento con ella. Pedí remeras de Olimpia o championes por sus cosas”, mencionó.

Las peleas y roces de los tórtolos también son constantes en los comentarios. En casos, todo grupo celebra sus reconciliaciones. Rosa Noguera dijo que el grupo es una buena “estrategia” para “controlarle” a su novio. “Ofrecí camba de su videojuego cuando se fue al trabajo. Casi lo regalé por dos planteras, gracias a eso me respondió rápido”, comentó la mujer.

Trastorno

Yessenia Argüello, psicóloga, mencionó que las relaciones tóxicas no tienen como base el amor, sino el gozo del sufrimiento ajeno, lo consideró como un trastorno de la personalidad que debe ser tratado.

“Novio tóxico”

“Tuve un novio que era muy tóxico, me tenía todo el tiempo con él, me acompañaba hasta en el baño, se enojaba porque no le contestaba rápido y me pedía videollamada a cada rato cuando se iba al trabajo. Un día, me decidí, lo llaveé en la pieza y le dejé”, dijo Mariela Bordón de Asunción.

“Novia celosa”

“Las catequistas son las más tóxicas, dos veces tuve novias muy religiosas. Una de ellas celaba porque le daba el saludo de la paz a las señoras. Me regaló una Biblia donde escribía que era suya y que nos íbamos a casar ya. No llevábamos ni dos semanas juntos”, Gustavo Samaniego de Capiatá.

“Me controlaba”

“Tuve una relación tan tóxica con mi exesposa, le ponía su nombre y foto a todas mis ropas interiores, no podía ver ni películas donde salían chicas sin remera de ella porque ya se ponía celosa. En mi auto mandó a poner una cámara de seguridad y todo”, Roque Estigarribia, Fernando de la Mora.

“Precaución”

“Ahora le llaman a cualquier cosa ser tóxico, yo solo trato de que no me roben a mi novio, hay muchas letraditas siempre. Quién no revisó alguna vez el celular de su pareja o pregunta dónde está, yo me preocupo y por eso lo hago, por precaución”, Tania Ayala, Encarnación.

“Celó por un maniquí”

“Mi novia es tan tóxica que una vez me celó de un maniquí de un negocio, me reclamó porque supuestamente le miraba mucho los pechos. Es incómodo vivir en desconfianza, sus celos me enferman poco a poco”, Arturo Brizuela, Ciudad del Este.

Síntomas de un “tóxico”.

  • - Control total: te revisa los mensajes y redes sociales. Mira cada Me gusta de tus fotos.
  • - Vigila: te acompaña a todas partes y no te deja compartir con amigos y familiares, no existe una vida aparte de la relación.
  • - Celos: quiere llamar la atención de la pareja sin medir el escándalo que puede armar.
  • - Dinero: le molesta que manejes tu propia plata.
  • - Cortito: te controla y reclama los horarios.

Dejá tu comentario