Extra

Actualidad

Cajera que llevó casi G. 20 millones dijo que gastó la plata por un finado

Una mujer fue acusada de hurto por sus patrones cuando pillaron que en dos cajas había un faltante. Según el denunciante, ella primero reconoció el hecho, pero horas más tarde negó todo en la fiscalía. El confuso incidente ocurrió en Fernando de la Mora.

Con los ojos cuadrados y sudando la gota fría quedaron el martes los encargados de la auditoría del local comercial Automaq, cuando se dieron cuenta de que en la caja había un faltante de dinero. A medida que se iba realizando el famoso arqueo quedaban aún más boquiabiertos: se esfumaron 1.500 dólares (G. 8.715.000) y G. 10.777.000, lo que suma nada más y nada menos que G. 19.492.000. La responsable de esos altos montos era Liz Ferreira (23), cajera de la firma.

Gustavo Cristaldo (33), gerente de auditoría, no podía creer lo que estaba pasando. “Nos quedamos sorprendidos, nunca antes había pasado, conversamos con ella y asumió que usó para fines particulares”, mencionó a EXTRA.

Pero la insólita respuesta sorprendió aún más a sus compañeros de trabajo: dijo que el platal lo gastó por un difunto. “Comentó que falleció un familiar muy cercano hace unos días y como estaban en aprietos usó esa plata para costear los gastos de velorio, sepelio y demás”, reveló Cristaldo.

Esta confesión les pareció un poco raro. “No sabemos si haya sido para ese fin, no es la forma, nosotros tenemos la política de ayudar al empleado, incluso tenemos préstamos de dinero para el funcionario, debió hacer por los canales correspondientes”, señaló.

El gerente denunció el hecho en la Comisaría 2da. Central y la mujer fue detenida esa misma noche. Allí aceptó haberse apropiado de la recaudación, según consta en el informe policial.

Dos recaudaciones

Ferreira era la única cajera de esa sucursal desde hace menos de un año y, de acuerdo al encargado del arqueo, ese dinero solo pasaba por sus manos. “Los 1.500 dólares quitó de una vez de una recaudación del 28 de agosto, 6.914 dólares recaudó y tenía que entregar al otro día, entregó ayer (por el martes) y no estaba completo. Los G. 10 millones quitó de un fondo fijo. Quizá lo hizo con la esperanza de completar después”, lamentó.

Ella reconoció ante sus patrones que obró mal y se puso a disposición. Sin embargo, cambió radicalmente su versión ayer, ante el fiscal de la causa.

La empleada no fue imputada y quedó libre

Itálico Rienzi, fiscal que lleva la causa, contó a EXTRA que la mujer declaró, pero negó la acusación. “Dijo que no es responsable de la apropiación y que incluso ella misma fue la que avisó de ese faltante”, explicó el representante del Ministerio Público. Acotó que la empleada no fue imputada y que quedó libre porque la denuncia, si bien lo hizo el gerente de auditoría de la empresa, no contaba con un poder especial para esta causa. “No me queda de otra que dejarla en libertad”, argumentó el agente.

Aclaró que una vez que se presente la denuncia en forma se podrá seguir con el proceso. Respecto a la primera versión anunció que llamará a declarar al policía que escuchó cuando ella confesó haber usado el dinero. Rienzi mencionó también que la abogada de la chica pidió que se le dé la posibilidad de pagar el monto por cuotas, en tres años.

Dejá tu comentario