Actualidad

Cae banda de ladrones de choclo de kokue ajeno

Agricultores hacen guardia en las chacras para evitar robos. Tenían cosechado más de 500 kilos de maíz.

Con las manos en las mazorcas fueron pillados, el lunes a la noche, un grupo de ladrones robando choclo en un maizal de Valenzuela, Cordillera.

Con camioneta y todo se metieron entre 12 en medio de la chacra ajena y con linternas cosechaban sin parar. La policía encontró más de 500 kilos de maíz dentro de los vehículos.

El oficial Pedro Morán, de la Comisaría 19 de Valenzuela, relató a EXTRA que a eso de las 22:50 recibieron la llamada de un desconocido que les “avisó” que los ladrones estaban a full juntando maíz de la chacra del Rancho Tacuaty, propiedad de César Rodríguez.

“Nos fuimos hasta el lugar y los ladrones comenzaron a correr y esconderse entre el maíz, son 30 hectáreas, y escaparon, pero dejaron dos vehículos, que ya estaban llenos de bolsas de maíz”, alegó el policía.

Los roba-choclos olvidaron en los vehículos sus celulares y hasta billeteras con cédulas por lo que ya fueron identificados tres: Victoria Flecha, Roque González, Gabriel Solalinde.

“Los sospechosos aún no se acercaron a la comisaría, pero hay datos de que tendrían escondidas unos 5.000 kilos de maíz robado”, dijo Morán.

La camionetas que usaron para robar eran prestadas.

Morán comentó que suelen haber en Valenzuela otros casos de robos de mandiocas, maíz y otros productos de la chacra, pero que son pequeños y nadie denuncia.

Otros casos

Gloria Valázquez, de Ybycuí, lamentó que ya está siendo habitual en la zona que les “asalten” sus chacras. La doña afirmó que lo que más le roban en grandes cantidades son: mandioca, maíz, poroto y sandía.

“La gente ya no quiere trabajar, quiere todo gratis. Acá nosotros tenemos que hacer guardia por nuestra chacra para que no nos perjudiquen. No hay alambrado que les pare”, refirió Gloria.

Resaltó que solo la semana pasada le robaron 6 liños de mandioca. “Lo malo que no lo hacen para comer, sino para comprar caña”, criticó la mujer.

Cristian López, agricultor de Yby Yaú, contó que su familia tuvo que poner más alambres de púas al cerco de su kokue y montarle guardia de noche.

Alba Correa, de Arroyito, Concepción, dijo que en su caso, del propio patio de su casa le roban sus naranjas, bananas, lechugas de su huertita y hasta sus plantas más chuchis.

Estrategias que usan para chulear a los robakokues:

- Hacen guardias por turno en la chacra.

- Llenan de alambres de púas sus kokue.

- Sueltan perros bravos en el lugar por la noche.

- Le ponen luces a su huerta o le piden a Karai Pyharé que cuide.

“Nos perjudican”

“La gente ya no tiene compasión por nadie ahora. Por poco en tu cara no entran a tu chacra a robarte lo que te llevó muchos meses carpir y limpiar. Nos perjudican porque lo peor que hacen es destruir muchas plantas para buscar y llevarse los más lindos”, Cristian López, de Yby Yaú

Dejá tu comentario