Extra

Actualidad

Buscan a señora por difundir video sexual de su "criadita"

Terrible caso de acosador que pedía imágenes para no violarla más.

Cuando estaba por cumplir 14 años fue abusada consecutivamente por un hombre que se acercó con supuestas intenciones de ayudarla.

La menor creció con una familia numerosa y muy pobre, en la colonia Ita Verá, departamento de Alto Paraná.

El calvario de la adolescente comenzó en noviembre del 2017, cuando conoció a Carlos Antonio Maidana Espínola (42), quién prometió que la sacaría adelante.

Una tarde, el hombre esperó a la estudiante fuera del colegio y cuando iban camino a su casa, abusó de ella en un patio baldío.

Maidana manipuló a la adolescente para que no dijera nada y le dio G. 150.000.

La situación de abuso se repitió varias veces y siempre le daba algo de dinero, previa amenaza.

Trató de huir

La nena ya no aguantaba vivir de esa manera. Decidió mudarse en la casa de su tía en Ciudad del Este, para huir del abusador.

La jovencita estaba ilusionada, parecía que todo se había solucionado. Hasta consiguió trabajo como criada en una casa de familia.

Pero la pesadilla volvió con un mensaje. Carlos Antonio consiguió el número de celular de la menor y comenzó a chantajearla: si no le enviaba un video sexual iría junto a ella para volver a abusarla.

Ante la amenaza, la joven envió sus fotos y algunas imágenes subidas de tono, con tal de tenerlo lejos de ella.

Pero luego de un tiempo, se cansó y dejó de enviar los materiales sexuales.

Llegó a la patrona

El abusador se enfureció porque su víctima ya no caía en su trampa.

Y típico perfil de un acosador, el hombre consiguió el número de celular de la patrona de la adolescente y, como “venganza”, envió todos los videos y fotografías de su víctima. La jefa de la nena, en vez de conocer primero la historia, la echó de la casa, a pesar de que la jovencita quería contarle su triste historia de abusos.

Pero eso no es todo: la señora, J.G, revictimizó a su criadita ya que compartió los materiales sexuales con los familiares de la adolescente, incluso, en un grupo de WhatsApp, donde la menor compartía con sus compañeros de colegio y amigos.

Tras estos hechos, la nena por fin tomó valor y denunció. La fiscala Analía Rodríguez imputó a Carlos Antonio Maidana Espínola por abuso sexual en niños y pornografía infantil, está detenido.

Ahora, la Fiscalía busca a la patrona de la víctima que actualmente tiene 16 años.

La señora tendrá que explicar por qué difundió los videos y puede ser condenada a 2 años de cárcel.

Dejá tu comentario