Extra
clima
17º C
G 6290
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

"Burrito", el más buscado en SanLo para procesión de hoy

Antes hacía de "Ñandejára taxi" en Barrero, pero se mudó hace 1 año. El animalito recibió varias ofertas para el Domingo de Ramos.

Manso como él solo, “Burrito” es el ideal para las procesiones del Domingo de Ramos, asegura don Basilio Escurra, su dueño desde hace unos 10 años.

“Los niños se suben sobre él, se deja acariciar por cualquiera, eso es lo que le gusta”, señala.

El abuelito de 70 años tenía previsto levantarse hoy muy temprano para cumplir con su compromiso de llevar a su “chavurro” a la procesión en la capilla San Roque González, de San Lorenzo.

A cambio recibirá un aporte “a voluntad”. El año pasado le pagaron 400 mil guaraníes en una iglesia. “Es mucho sacrificio, tiene que caminar, además le tengo que alimentar bien, le doy afrecho con maíz todos los días”, cuenta.

Ayer llevó a “Burrito” a Luque para que le pongan unos protectores de goma en las pezuñas. “Yo soy delicado, y no quiero la herradura de hierro porque es resbalosa”, afirmó.

Cada vez más raros

El burro era requerido cada año en el pueblo de don Basilio, Eusebio Ayala (Barrero), pero ahora él vive con algunos de sus hijos en San Lorenzo, donde encontrar uno es mucho más difícil.

“Los vecinos allá se plaguearon mucho cuando él vino, siempre me dicen ‘que le traiga a su burro’ y yo me río”, relata su esposa Feliciana Cabañas. Es que en algunas ciudades de Cordillera también escasean los “Ñandejára taxi”, asegura.

El grupo de teatro de la parroquia Domingo Savio de Fernando de la Mora tuvo que rebuscarse muchísimo para llegar junto a él, que ni siquiera tiene celular, con la intención de que el burrito participe. Don Basilio dice que solo hoy hará trabajar a su animal, luego lo dejará descansar.

La historia detrás

Hace cuestión de un año se mudaron a San Lorenzo porque la patrona tenía que hacerse controles mensuales en el Hospital General de Calle’i, donde se operó.

A pesar de su edad, él comenzó a trabajar como reciclador, con su burro y su carrito, y decidió quedarse con sus hijos porque en Barrero no hay muchas opciones de empleo.

Basilio no piensa separarse de su animal. “Me ofrecieron 2 millones por él, pero no voy a vender, con su trabajo come él y como yo también”, dice tajantemente.

Dejá tu comentario