Extra

Actualidad

Brutal: asesinado a tiros en el ojo, cabeza, pecho y boca

Hijo de la víctima fue asesinado años atrás en Buenos Aires, revelaron.

Fiel a su rutina familiera, Teodoro Benítez (62) acudió en la tarde del jueves a la casa de su hermano, Ricardo Benítez.

Faltaban pocos minutos para que sean las 17:00 horas, pero la tarde ya comenzaba a oscurecer, en la pacífica ciudad de Yuty, Caazapá.

Los hermanos compartían un delicioso mate, cuando Teodoro se percató de que un desconocido se acercaba a ellos, con un arma en mano.

“Él me dijo ‘¡corré, corré!’ y yo lo hice. Recorrí unos 10 metros hasta una farmacia y ahí me quedé cuando escuché los tiros”, relató Ricardo.

Teodoro fue atacado brutalmente por el desconocido y solitario sicario, quien le asestó 11 tiros: uno en cada ojo, en la boca, el pecho y uno último en la cabeza.

“En las cámaras se ve cuando le da la vuelta y le revisa como si buscara un arma. Ahí, le da un tiro de gracia en la cabeza, por la espalda”, continuó con su dramático relato Ricardo.

El hombre de 62 años falleció instantáneamente, mientras el asesino huyó del sitio. “Le perseguí hasta que se subió a un auto.

El comisario Karim Correa, jefe de Investigación de Delitos comentó que se trataría de un automóvil Toyota tipo Premio, color plata, sin chapa, que lo esperaba a media cuadra del lugar.

Ricardo comentó a EXTRA que su hermano vivió más de 43 años en Argentina, pero regresó hace cuestión de año y medio.

Agregó que hace unos seis años su hijo de 25 años, Fernando Benítez fue asesinado en Buenos Aires y que el asesino de su hijo, posteriormente también fue liquidado.

“Nuestras sospechas apuntan a eso”, afirmó Correa sobre esto, asegurando que el sangriento crimen “tiene el sello de la mafia”.

Luque: ex tendrá que declarar

En torno al crimen del que fue víctima un hombre en pleno centro del Luque, la Fiscalía indaga varias aristas.

El fiscal Francisco Torres comentó a EXTRA que principalmente se investiga el prontuario del hombre, debido a que su mujer alegó que él no tenía enemigos ni amenaza alguna.

Referente a esto, Torres afirmó que uno de los antecedentes de Fabio Acosta Enciso (43) fue por un pleito con su exmujer, por lo que será llamada a declarar en los próximos días.

Además, contó que la declaración de su acompañante, Pablo Marcelo Ramírez fue clave, debido a que este afirmó reconocer el vehículo en el que se desplazaba el sicario.

Según él, el mismo estaba estacionado frente a la casa de la víctima cuando él fue a recogerlo, por lo que se presume que ya lo venían siguiendo.

Despensero: lo quisieron matar por terreno

Si bien Benito Olivera Peralta (46) ya se encuentra fuera de peligro, las investigaciones sobre el atentado del que fue víctima, no dejan de avanzar.

El comisario Félix Núñez, subjefe de la comisaría 13 de Villa Elisa, jurisdiccional al hecho, comentó que el trasfondo del criminal episodio tendría como punto de partida un pleito por el terreno donde está construida la despensa.

“La víctima estaba en el negocio con su hermana. Ellos tienen un conflicto por el terreno donde está la despensa”, afirmó. Además, se investiga la relación del hombre con otros familiares.

Dejá tu comentario