Extra

Actualidad

Borrachos casi matan a la perrita del vecino

Le cortaron la cola y la mascota casi se desangró.

Juguetona y llena de vida, “Moly”, la mejor amiga de la familia Vázquez Prieto, no encuentra impedimento en su cuello ortopédico para corretear en la plaza, detrás de los niños.

“Ya está mucho mejor, le encanta distraerse con las criaturas”, contó a EXTRA la dueña de la mascota, Nilfa Prieto, con algo de resignación en su voz.

Y no era para menos, pues su cachorra de apenas cinco meses es un ejemplo de lucha para ellos, aseguró. “Le tuvieron que cortar su colita, casi se desangra todo”, recordó.

El terrible caso que afectó a la perrita ocurrió el viernes 1 de febrero en el asentamiento Nueva Esperanza de Ypané. De acuerdo al relato de Nilfa, unos vecinos suyos atacaron a la mascota, estando completamente ebrios, y de un tajo casi le cortan la cola.

“Siempre que pasan frente a casa le molestan a mi marido, le desafían. En una de esas, a las 21:30 más o menos, mi hermana salió para responderles y ellos empezaron a gritarle”, indicó.

En eso, la mascota intentó defender a sus dueños, momento en que el vecino desenfundó un cuchillo y la atacó.

Luego de varias llamadas a la comisaría jurisdiccional, para trasladarla al veterinario, tuvieron que pedir auxilio a los demás vecinos y así salvaron a “Moly”.

Los atacantes fueron identificados como Ever Rodi Pintos y su mujer, María García, quien según los datos cuenta con antecedentes por invasión de inmueble ajeno.

“Acudimos a todas las autoridades y nadie nos hizo caso. No queremos que se quede así nomás, me gustaría que vaya preso para que aprenda”, dijo Nilfa. La denuncia la formalizaron en la Comisaría 23 local.

Comisario dijo que no hay denuncia

Sobre el hecho, el jefe de la Comisaría 23 Central, Emigdio Vázquez, dijo que no tenía conocimiento del hecho, asegurando que el asentamiento era jurisdicción de otra comisaría.

No obstante, las víctimas tienen una copia de la denuncia en la cual consta que se realizó en la mencionada dependencia. Según Nilfa, los agentes le dijeron que “no tenían patrullera” para acudir a su pedido de auxilio. Temen que su denuncia quede en el cajón del escritorio.

Dejá tu comentario