Actualidad

Boda comunitaria hizo real deseo postergado

Pareja se dio el "sí" después de 27 años de convivencia.

María Galeano (58) y Víctor González (50) se juraron amor eterno ayer en la boda comunitaria de la parroquia San Pablo de Asunción.

El compromiso ya lo hicieron mucho antes porque hace 27 años que viven juntos y tienen dos hijos de 26 y 23 años.

“Es un sueño anhelado que cumplí ahora como lo manda el Señor”, dijo María.

Esta pareja llegó a vivir en Caacupé un tiempo y por este motivo un sobrino les regaló como luna de miel una cena y una noche en un hotel de dicha ciudad.

“Para eso no hay edad. Uno cada día tiene que tener su luna de miel en el trato, en el comportamiento y desearse cada día un cariño y respeto y continuar con eso”, dijo.

Ahora viven en el barrio San Pablo, siendo prácticamente los locales ante las otras 14 parejas de Lambaré, J. A. Saldívar, Nueva Esperanza y otras ciudades que se casaron con ellos.

WhatsApp Image 2020-12-26 at 19.39.37.jpeg
Una de las parejas viajó desde Nueva Esperanza para dar el sí.
Una de las parejas viajó desde Nueva Esperanza para dar el sí.

Hicieron un brindis en su casa con los más allegados, después de la misa central a la que solo pudieron llevar 8 invitados para evitar la aglomeración.

Prioridades

Explicó que tardaron 27 años en casarse porque se enfocaron en el trabajo, los niños eran pequeños e invirtieron en su educación con clases de Inglés e Informática.

“Yo también terminé mi bachiller de adulta y estaba mi papá enfermo, todo eso fue motivo para que decidamos casarnos ahora”, indicó.

Por su parte, el marido Víctor González recordó que se conocieron en el colectivo cuando ambos volvían del centro hacia sus casas.

“Creo que yo hablé primero. Tuvimos una conversación normal, salieron similitudes comenzando por las cosas del barrio, la gente que conocemos en común”, indicó.

Mencionó que pasaron dificultades y satisfacciones en estos años pero que juntos pudieron superar.

El casamiento civil fue el miércoles pasado y era un requisito para esta boda comunitaria.

Dejá tu comentario