Extra

Actualidad

Blanco del ataque en Ypejhú es buscado por la Justicia brasileña

Con fusiles y granadas destrozaron tres casas y una playa de autos.

Arrastrada, a punta de fusil y con su hijo de solo seis meses en brazos, Rossana Alderete fue sacada ayer de su casa, en el barrio Virgen del Rosario de Ypejhú, localidad de Canindeyú.

Mientras unos sujetos le exigían que dijera dónde estaba su hermano, Diego Alderete Peralta, otros hicieron volar con bombas y granadas la residencia. Casi al mismo momento, otros hombres destruyeron con bombas dos viviendas más y una playa de autos, todas de propiedad del pariente de la mujer.

Eran aproximadamente 30 los atacantes que perpetraron el atentado. Según la declaración de Rossana, todos hablaban en portugués. No hubo detenidos debido a que huyeron en cinco camionetas hacia Brasil. La frontera se encuentra a solo dos cuadras del sitio donde se produjo el violento episodio.

Mafia

El subcomandante de la Policía, Eladio Sanabria, manifestó que Diego Alderete cuenta con una orden de captura internacional, solicitada por Brasil, por un homicidio. Aparentemente, la familia tiene vínculos con el narcotráfico y con grupos criminales del Brasil.

La justicia local nunca pudo comprobarlo y en la ciudad lo reconocen como un exitoso empresario y ganadero. En 2015, en la ciudad de Paranhos, Brasil, fue acribillado Arnaldo Andrés Alderete Peralta (32), hermano de Diego, aparentemente por un ajuste de cuentas entre grupos criminales.

Refuerzo

El viceministro de Interior, Hugo Sosa Pasmor, indicó que la orden del presidente Marito Abdo Benítez fue reforzar la seguridad de la ciudad en la zona. “Ya hemos enviado refuerzo táctico y municiones para que la policía pueda realmente luchar contra el crimen organizado”, señaló el alto funcionario.

Los delincuentes utilizaron ametralladoras, cochebombas y granadas. Mientras, la policía de Ypejhú cuenta con solo siete agentes de Investigación de Delitos, que se encontraban en la comisaría durante el ataque.

Dejá tu comentario