Extra
Destacados

Actualidad

Balearon un colectivo de la empresa Lince

Pequeños restos de vidrio fueron a parar en el ojo del chofer. Los responsables serían miembros de lineas que operan de forma irregular.

Un colectivo de la empresa Lince, Linea 18, nuevamente recibió un ataque de parte de vándalos, ayer a la noche, en el límite de las ciudades de San Antonio y Ñemby.

Con el micro en movimiento, el parabrisas del lado del conductor recibió impactos de balas. Los trozos de vidrios rotos fueron a parar al ojo del chofer, pero afortunadamente no reviste gravedad.

"Somos perseguidos, queremos trabajar en el horario nocturno pero no nos permiten. Nosotros circulábamos 24 horas pero suspendimos por los constantes ataques, por la seguridad del chofer y de los pasajeros", manifestó Pedro Vázquez, uno de los directivos de la empresa.

En los últimos dos años ya renunciaron al menos veinte conductores, según el transportista.

La vida de otros cuatro choferes estuvieron en riesgo anoche, porque también fueron atacados de forma criminal.

Los empresarios presumen que los ataques serían de parte de directivos de empresas que operan de forma irregular. El Viceministerio de Transporte se encuentra realizando controles en los ramales de las empresas que trabajan de forma legal, lo que no les permite a los micros truchos salir a trabajar.

Dejá tu comentario