Actualidad

Aves huyen y caen en las ciudades

Bomberos no dan abasto para rescatarlas.

Un tujuju adulto (cigüeña) cayó al techo de un poblador de Ñemby, con heridas y rastros de quemaduras en las plumas.

Los vecinos hicieron lo posible para ayudarlo a pesar de que era muy salvaje. Manuel Segovia relató que el ave estaba muy agotada, ya no tenía fuerzas para volar.

Le acercaron un balde con agua y, mientras bebía, llamaron a los bomberos. La comandante Diana Galeano, de la Compañía de Bomberos de Ñemby, señaló que atrapar al animal no fue tarea sencilla.

“Pudimos rescatarlo gracias a un compañero que es bombero forestal. Le lanzaron una soga, que lo sostuvo del cuerpo y después le taparon con una manta y lo llevamos al cuartel”, detalló Diana.

Intentaron llevarlo a un refugio, pero no hubo quien le brinde lugar por su gran tamaño. Al siguiente día se lo veía recuperado. Llevaron al ave a Nueva Italia y lo liberaron a orillas del lago.

El biólogo Darío Mandelburger, del Mades, indicó que la humareda asfixia y desorienta a las aves.

“El fuego también es rural, las aves exóticas están perdiendo su alimentación y su nido. Es probable que las especies migratorias sean las más afectadas”, advirtió. Mades habilitó el (0985) 454 555 para ayudas.

Dejá tu comentario