Extra

Actualidad

Aspirantes recibieron golpes por varios días

Dieciséis aspirantes fueron golpeados en distintas ocasiones la semana pasada. Los presuntos agresores no superan los 25 años y ya están a disposición de la Justicia Militar.

Tras haber constatado que 16 aspirantes del Colegio Militar de Suboficiales del Ejército (Comisoe) en Encarnación tenían moretones, el comandante sumarió a los dos militares que los habrían golpeado. El juez encontró evidencias del abuso cometido y ahora ambos están a disposición de la Justicia Militar, afirmó el mayor Diego Torres, director de Comunicaciones del Comando del Ejército. Si se prueba el delito, estos podrían incluso ir a la cárcel de Viñas Cué.

Respecto a la identidad de los milicos, otras fuentes señalan que se trata del subteniente de Ingeniería Luis Riquelme y el vicesargento 1º de Caballería Claudio Ramírez.

Los muchachos están en buen estado de salud, afirma el mayor Torres. “Les generaron hematomas y para nosotros eso ya es gravísimo, pero no les dañaron físicamente, no es verdad que le rompieron el brazo a uno”, aclaró. El aspirante se había fracturado fuera de la institución, afirmó.

Cómo pillaron

El viernes pasado, un cadete fue a la oficina de Sanidad por un esguince de tobillo tras un partido de fútbol. El personal se percató de los moretones y pidió revisar a los demás, detalló el vocero castrense.

Agregó que la agresión no fue en una actividad específica. “Fue en el transcurso de la semana en diferentes actividades. Ahí al pasar, por alguna falta o algo que a ellos les pareció displicente, les aplicaron golpes y les dejaron marcados. No es que un día les reunieron y empezaron a pegarles; excepto un día que uno de ellos hizo eso, pero fue puntualmente y está bien identificado”, explicó Torres.

Me animo a decir que es por falta de madurez que cometieron estas arbitrariedades Me animo a decir que es por falta de madurez que cometieron estas arbitrariedades, expresó, refiriéndose a la edad de los militares, que no supera los 25 años.

Los golpes están prohibidos

Muy atrás quedó la época en que los castigos físicos eran avalados por los militares. Estos están prohibidos y solo se permite como sanción dejar sin el franco (fin de semana libre) a los cadetes que cometan alguna infracción. Para prevenir abusos de autoridad, los viernes hacen una inspección aleatoria. Así se descubrió el maltrato. Lo llamativo es que los agresores son personas muy jóvenes.

Dejá tu comentario